Sobreseyeron a un exfuncionario de Carlos Zannini sin que la Justicia haya determinado si se enriqueció o no

Carlos Liuzzi
Carlos Liuzzi - Créditos: @Twitter

El exsubsecretario de Legal y Técnica de la Presidencia de la Nación durante el kirchnerismo, Carlos Liuzzi, acusado de enriquecimiento ilícito, fue sobreseído por el juez Marcelo Martínez de Giorgi por el paso del tiempo, ya que “no pudo determinarse si existió un incremento apreciable e injustificado” de su patrimonio debido a que un perito oficial presentó tarde y mal sus conclusiones.

Liuzzi, que era el número dos de Carlos Zannini, llegó a la función pública con 286.000 pesos y se fue del cargo con departamentos en Puerto Madero, valuados en casi un millón de dólares, cocheras, empresas, autos BMW y una mansión en Marbella en la que vive.

Juntos por el Cambio no bajó al recinto del Senado en rechazo a la jugada de Cristina Kirchner por el Consejo de la Magistratura

En el fallo que dispuso el sobreseimiento, el juez sostuvo que “en esta investigación penal no pudo determinarse si existió un incremento apreciable e injustificado en el patrimonio de Carlos Emilio Liuzzi y su entorno familiar porque se carece de un informe pericial oficial conclusivo y determinante sobre el asunto”. Y agregó: “Ello obedece al comportamiento renuente del contador oficial Héctor Roccatagliata durante el curso del proceso”.

El juez dijo que el perito pidió prorrogas sucesivas, incumplió plazos y presentó trabajos incompletos, incluso pese a que se le dio más tiempo. Martínez de Giorgi afirmó que si bien el perito se enfermó y aportó certificados sobre su salud, no justificó sus incumplimientos. Por eso, lo denunció a la Justicia para que se lo investigue.

Dijo el juez que tras muchas intimaciones, en 2020 el perito presentó un estudio, pero fue incompleto. Además, destacó que este año siguió con la misma tesitura al requerir libros contables y documentación que ya estaba en la causa.

Carlos Liuzzi
Carlos Liuzzi - Créditos: @Twitter

El 1 de agosto de 2022, vencido el plazo concedido para dar respuesta definitiva al requerimiento, lo citaron a declarar como testigo y no fue capaz de responder a las preguntas del juez. “Por su negligencia e inadecuado comportamiento a la hora de llevar a cabo la tarea asignada ni siquiera había compulsado ni analizado documentación ya existente en la causa”, afirmó el magistrado.

La defensa, en su pedido de sobreseimiento, dijo que por la actuación del perito interviniente el caso prescribió el 9 de diciembre de 2021 por el paso del tiempo.

El juez entendió que la defensa pidió cerrar el caso por prescripción y que se investigue la posible comisión de un delito de acción pública por parte del perito contador Roccatagliata.

“El panorama descripto demuestra que no pudo establecerse si existió o no un incremento apreciable e injustificado en el patrimonio de Carlos Emilio Liuzzi y su entorno familiar”, insistió Martínez de Giorgi y entendió que “eso ha sido producto del comportamiento indebido del Contador Oficial Héctor Roccatagliata”.

El perito de parte, designado por la defensa, presentó un estudio donde justifica los bienes de Liuzzi y las inconsistencias por las cuales el fiscal había requerido su justificación.

Liuzzi dejó el cargo el 9 de diciembre de 2015, mientras que Thaiss del Corazón de Jesús Hidalgo, su mujer, lo hizo el 18 de noviembre de 2015. Como el delito de enriquecimiento ilícito se castiga con 6 años de prisión, “se considera que se ha extinguido la acción penal por prescripción”.