Sobreoferta complican sector hotelero en Guadalajara

·3  min de lectura

GUADALAJARA, Jal., enero 28 (EL UNIVERSAL).- La sobreoferta de habitaciones y la guerra de precios entre hoteleros de Guadalajara hacen de la capital de Jalisco una de las plazas más difíciles para este sector, señaló el bufete fiscalista que administra el hotel Howard Johson en esta ciudad y precisó que este hotel está a la venta no por una quiebra técnica, sino para buscar diversificarse en otros destinos más redituables.

"En los últimos 10 años por el auge de Expo Guadalajara detona el sector hotelero de la ciudad, pero hace aproximadamente cinco años comenzó a presentarse una sobreoferta de cuartos en la ciudad, lo que obligó a todos los hoteles a competir por los huéspedes con mejores tarifas, pero eso no disminuye los gastos operativos de un hotel; una disminución de tarifas implica un aumento de ocupación para mantener el equilibrio y poder sostener el negocio", señaló el bufete.

Explicó que un hotel requiere más del 38% de ocupación diaria para tener un punto de equilibrio y el promedio actual en Guadalajara ronda el 12.8%.

"No estamos exentos de los problemas que los demás colegas tienen, pero seguimos en pie y cumpliendo con nuestros compromisos, de una manera más complicada pero no en quiebra; somos de los 10 hoteles que más afluencia tienen en la ciudad", afirmó el encargado del bufete.

En su opinión, la sobreoferta de cuartos que es superior al 25%, y la entrada de plataformas digitales para ofertarlos, ha provocado que los hoteles inicien una competencia de precios feroz que afecta a los de más alto rango, por lo que se ven obligados a bajar sus tarifas.

"Si alguien que normalmente llega a un hotel cuatro estrellas puede acceder a un gran turismo por el mismo precio, se irá a ese hotel y no se trata de clientela desleal, sino de oferta y demanda; además los hoteles no se ponen de acuerdo en respetar las tarifas para cada nivel porque no se pude, ya que se requiere flujo de dinero", dijo.

Consideró que la mayoría de la gente que visita Guadalajara no lo hace por turismo, sino por negocios, y en ese sentido recordó que la pandemia cambió la manera de hacer estos, por lo que la recuperación de este sector en Guadalajara será complicada.

"Las empresas se dieron cuenta de que con el trabajo desde casa están ahorrando mucho dinero y cambió la forma de hacer negocios, ahora en vez de ir a visitar a un cliente a otra ciudad se hacen videollamadas y eso va a seguir ocurriendo", insistió.

Datos de la Dirección General de Planeación y Desarrollo de Destinos Turísticos de la Secretaría de Turismo de Jalisco, señalan que durante el año pasado en el Área Metropolitana de Guadalajara se registró una afluencia acumulada de poco más de siete millones 234 mil visitantes, lo que significó una disminución de -56% en relación a 2019.

En tanto, la derrama económica fue de poco más 45 mil 700 millones de pesos, que implica una reducción de -50.1% en comparación de 2019.