Snap lanza una herramientas para que los padres controlen los contactos de los adolescentes

·2  min de lectura
Imagen de archivo ilustrativa del logo de Snapchat

Por Angelique Chen y Sheila Dang

9 ago (Reuters) - Snap Inc, propietaria de la popular aplicación de mensajería Snapchat, presentó el martes sus primeras herramientas de control parental, que permitirán a los padres ver con quién hablan sus hijos adolescentes, pero no el contenido de sus conversaciones.

La nueva función, denominada Family Center, se lanza en un momento en que las empresas de redes sociales han sido criticadas por la desprotección de los niños.

En octubre, Snap y sus rivales TikTok y YouTube testificaron ante legisladores estadounidenses que acusaron a las empresas de exponer a los jóvenes usuarios al acoso o de dirigirlos hacia contenidos dañinos.

Instagram también testificó en una audiencia del Senado en diciembre sobre la seguridad en línea de los niños, después de que una denunciante filtró documentos internos que, según ella, mostraban que la aplicación dañaba la salud mental y la imagen corporal de algunos adolescentes.

Los padres pueden invitar a sus hijos a unirse a Family Center en Snapchat, y una vez que los adolescentes den su consentimiento, los padres podrán ver la lista de amigos de sus hijos y a quién han enviado mensajes en la aplicación en los últimos siete días. También podrán denunciar de forma confidencial cualquier cuenta sospechosa.

Sin embargo, los padres no podrán ver el contenido privado o los mensajes enviados a y por sus hijos adolescentes, dijo Jeremy Voss, jefe de productos de mensajería de Snap, en una entrevista.

"Es el enfoque correcto para mejorar la seguridad y el bienestar, sin dejar de proteger la autonomía y la privacidad", dijo.

Snap dijo que planea lanzar más funciones en los próximos meses, incluyendo las notificaciones a los padres cuando su hijo adolescente denuncia el abuso de un usuario.

Antes de Family Center, Snap ya contaba con algunas políticas de protección de los adolescentes. Por defecto, los perfiles de los usuarios de Snapchat menores de 18 años son privados, y sólo aparecen como amigos sugeridos en los resultados de las búsquedas cuando tienen amigos en común con otro usuario. Los usuarios deben tener al menos 13 años para registrarse.

Las nuevas herramientas de Snap siguen una decisión parecida de Instagram, que lanzó su Centro Familiar en marzo, permitiendo a los padres ver qué cuentas siguen sus hijos adolescentes y cuánto tiempo pasan en la aplicación.

(Reporte de Sheila Dang en Dallas y Angelique Chen en Nueva York; Editado en español por Javier López de Lérida)