¿Cómo quedó la situación judicial de Evo Morales en Bolivia?

LA NACION
·4  min de lectura
El expresidente boliviano Evo Morales enfrenta 30 procesos judiciales
Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri

Ayer la Justicia boliviana anuló la orden de detención contra Evo Morales, acusado por el actual gobierno interino de los delitos de terrorismo y sedición, tras los disturbios que siguieron a las elecciones de 2019. Luego de este fallo, el expresidente, que está refugiado en Buenos Aires, puede volver a su país.

Evo no podrá ser detenido por terrorismo y sedición, pero continúa bajo investigación por supuestamente coordinar el cerco a ciudades para dejarlas sin alimento durante el conflicto poselectoral de 2019.

París. Evacuaron el Arco del Triunfo por alerta de bomba

Esta no es la única causa en la que está implicado Evo. El expresidente enfrenta -según dijo él- 30 procesos judiciales por delitos de los más variados: entre ellos dos por el fraude electoral de 2019, dos por estupro y uno por trata y tráfico de personas.

Sedición y terrorismo

La denuncia contra Morales por terrorismo y sedición fue interpuesta por el Ministerio de Gobierno de Bolivia en noviembre de 2019, al poco de asumir el poder de forma interina Jeanine Áñez, cuando Evo estaba entonces en México, donde se encontraba antes de partir hacia la Argentina. La acusación se basó en un video en el que se atribuye la voz de Morales para supuestamente incitar a bloqueos de ciudades en Bolivia. En el audio, Morales le ordena a un dirigente cocolero que hagan "cercos de verdad" de modo que "no entre comida a las ciudades".

El tribunal explicó ayer que levantó la orden de arresto porque "se vulneraron sus derechos, básicamente el derecho a la defensa debido a que no lo se citó debidamente".

Evo y su partido el MAS rechazaron todos los cargos y afirmaron que tenían motivaciones políticas. Por su parte, Interpol rechazó un pedido del gobierno interino de librar una orden de arresto individual por considerar que se trataba de asuntos políticos, no criminales.

Indicios

El 6 de octubre pasado, la Procuraduría General del Estado (PGE) solicitó a la Fiscalía General del Estado la imputación de Evo, del exvicepresidente Álvaro García Linera y de dos ministros por fraude electoral en los comicios de octubre de 2019.

"Se llegó a la conclusión de que hay indicios y pruebas fehacientes que sustentan los graves delitos que afectaron al proceso electoral que terminó en un fraude electoral, tal como lo verificó la misión especial de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y las posteriores investigaciones llevadas a cabo sobre este caso", recalcó la PGE.

Hace dos días, Morales pidió al Tribunal Supremo Electoral (TSE) retirar la demanda de fraude y solicitó liberar a los detenidos por este caso. El exmandatario justificó su requerimiento por los resultados de las elecciones generales del 18 de octubre pasado en las que ganó su delfín Luis Arce.

Estupro, trata y tráfico de personas

En agosto pasado, el Ministerio de Justicia boliviano presentó una denuncia penal contra Evo, por estupro, trata y tráfico de personas, en la que se lo acusa de una supuesta relación amorosa con una menor de edad.

Según la denuncia, el expresidente boliviano tiene una relación sentimental con Noemí, una mujer de 19 años. Los investigadores sospechan que ambos llevan juntos desde hace cinco años, por lo que cuando la pareja comenzó, la chica aún era menor de edad.

El abogado Luis Vásquez salió a la prensa a aclarar que la acusación por estupro (relación consentida de un adulto con un adolescente de entre 14 y 18 años), que se castiga con entre tres y seis años de prisión, solo procede cuando la presenta la víctima o sus padres, por lo que el gobierno está actuando erradamente.

A esa acusación se sumó días después otra denuncia por estupro, por otra supuesta relación amorosa con una menor, con la que Morales habría tenido un hijo.

El mandato de Evo estuvo salpicado en 2016 por una información sobre un supuesto hijo suyo que no era conocido públicamente, del que inicialmente dijo que murió al poco de nacer y luego que nunca existió. El exmandatario, que es soltero, tiene una hija y un hijo reconocidos, de distintas madres.

Coronavirus: el Washington Post cuestionó la cuarentena argentina: "Ahora los casos están explotando"

El 15 de octubre pasado, el viceministro de Transparencia Institucional y Lucha contra la Corrupción, Guido Melgar, denunció que el Ministerio Público frenó la investigación de los dos casos de estupro y trata y tráfico de menores, en los que no se avanzó "casi nada".