“Situación muy dramática”: Merkel advierte que es necesario endurecer las restricciones de covid

·3  min de lectura
La gente hace cola ante un centro de vacunación en Berlín el lunes (REUTERS)
La gente hace cola ante un centro de vacunación en Berlín el lunes (REUTERS)

Alemania necesita restricciones más estrictas contra el coronavirus para controlar una ola de infecciones sin precedentes, dijo el lunes la canciller, Angela Merkel, después de que el ministro de Salud del país advirtiera de que la gente estaría “vacunada, recuperada o muerta” al final del invierno.

En las últimas 24 horas se registraron más de 30.000 nuevos contagios, tras contabilizarse registros muy superiores a los 50.000 diarios. Los hospitales de algunas regiones, como Sajonia, en el este, y Baviera, en el sur, han advertido que sus unidades de cuidados intensivos se han visto desbordadas y se han visto obligados a rechazar a los pacientes, y trasladarlos a otros hospitales.

“Nos encontramos en una situación muy dramática. Lo que hay ahora no es suficiente”, declaró Merkel a los líderes de su partido alemán CDU en una reunión, según dos participantes.

Solo dos tercios de los alemanes mayores de 12 años están completamente vacunados contra el covid-19.

A pesar de que Alemania fue considerada en su día como un modelo a seguir por sus medidas de base científica para contener la pandemia, las bajas tasas de vacunación en comparación con otros países de Europa, como España, Portugal y Francia, han sido culpadas de un aumento este mes del número de infectados y hospitalizados.

El ministro de Salud saliente, Jens Spahn, afirmó que no se han vacunado suficientes alemanes contra el virus, que ha infectado a un número récord de personas en las últimas dos semanas, e instó a los millones que hasta ahora han rechazado la oferta del Gobierno a que lo reconsideren.

“Es bastante probable que al final del invierno casi todos los alemanes se hayan vacunado, se hayan recuperado o hayan muerto”, dijo Spahn, quien añadió que la variante delta, más infecciosa, ha hecho que la situación sea más peligrosa que a principios de año.

“Es muy probable que cualquiera que no esté vacunado se infecte en los próximos meses”, añadió Spahn, de 41 años. “La inmunidad se alcanzará [por todos]. La pregunta es: ¿se logrará mediante la vacunación o la infección? Por eso aconsejamos urgentemente a todo el mundo que siga el camino de la vacunación.”

Spahn, miembro de los democristianos conservadores de Merkel, que fue derrotada en las elecciones de septiembre, dejará probablemente su cargo en las próximas semanas, una vez que tome posesión un nuevo gobierno de centro-izquierda.

Spahn, una figura controvertida por su trayectoria en zigzag durante la pandemia, se enfrentó el lunes a las críticas por no haber pedido suficientes vacunas a Biontech-Pfizer para satisfacer un reciente aumento de la demanda relacionado principalmente con los alemanes que recibieron su vacuna de refuerzo, o tercera, en las últimas semanas.

A finales de la semana pasada, Spahn había instado a los médicos a utilizar más la vacuna rival Moderna, que no es tan codiciada en Alemania como la de Biontech-Pfizer.

“Obviamente, estamos haciendo todo lo posible para aumentar las cantidades disponibles”, expresó Spahn. “No vamos a retener nada. Liberaremos para su uso todas las dosis de vacunación que tengamos.”

El gobierno alemán ha prometido no introducir un mandato de vacunación, a pesar de que la vecina Austria tomó recientemente una medida de este tipo para combatir las bajas tasas de vacunación en ese país. Sin embargo, varios líderes políticos han calificado esa promesa como un error que debería abandonarse debido a la situación de emergencia.

En muchas partes de Alemania, incluida su capital, Berlín, los mercados navideños abrieron el lunes por primera vez en dos años. Sin embargo, los estados alemanes limítrofes con Austria y la República Checa, que tienen el mayor número de casos del país, han introducido normas más estrictas, cancelando los mercados navideños, prohibiendo la entrada a restaurantes y bares a los no vacunados e imponiendo toques de queda por la noche.

Austria se convirtió el lunes en el primer país de Europa occidental en volver a imponer el bloqueo desde que se pusieron en marcha las vacunas, cerrando tiendas, bares y cafeterías no esenciales.

Relacionados

Funcionario: "Alemania es un gran brote" de coronavirus

Alemania pide evitar o cancelar grandes eventos por COVID-19

Alemania planificará nuevas medidas por repunte de contagios

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.