El sistema sanitario, prioridad para la gobernadora de Nueva York en 2022

·2  min de lectura

Nueva York, 5 ene (EFE).- Reforzar el sistema sanitario es la prioridad para el estado de Nueva York durante 2022, según reveló este miércoles la gobernadora de signo demócrata Kathy Hochul, quien propuso una inversión histórica de 10.000 millones de dólares a lo largo de cinco años destinada a contratar un 20 % más de trabajadores, mejorar sus compensaciones y modernizar las infraestructuras.

Hochul, que se erigió en primera gobernadora del estado el pasado agosto después de que su predecesor, el también demócrata Andrew Cuomo, dimitiera por un escándalo de acoso sexual, dio hoy el tradicional discurso del "estado del estado" en el que desgranó ante los legisladores su hoja de ruta para el ejercicio político que comienza, marcado por la recuperación de la crisis del coronavirus.

"Primero, debemos parar la actual hemorragia de trabajadores sanitarios y vamos a hacerlo no solo diciendo que les debemos gratitud, sino realmente pagándoles la deuda", dijo la política, proponiendo bonus para retener a estos empleados esenciales -a los que reconoció "cansados"- y sueldos por encima del "mínimo", además de atraer a estudiantes y recién graduados para el sector.

En la agenda de Hochul también entraron cuestiones fiscales para "la clase media": acelerar una bajada de impuestos que estaba planeada para 2025, con vistas a paliar el efecto de la inflación, de la que se beneficiarían unas 6 millones de personas; y rebajar un gravamen a la propiedad que beneficiaría a unos 2 millones de personas, medidas con un valor conjunto de 2.200 millones de dólares.

Entre otras cifras importantes, Hochul propuso una inyección de 500 millones de dólares al sector de la energía eólica marítima, 100 millones de dólares en ayudas para que 200.000 pequeñas empresas del estado puedan mantenerse abiertas y contribuir a la reactivación económica, y 75 millones de dólares para reforzar los salarios de los trabajadores que cuidan o educan niños.

La gobernadora reconoció que la pandemia y las dificultades económicas consecuentes han provocado un éxodo de residentes en Nueva York -hubo una pérdida de población de 320.000 personas entre julio de 2020 y julio de 2021, según los últimos datos-, por lo que se comprometió a hacer un estado más "acogedor" para los negocios y los trabajadores.

En ese sentido, destacó su para paliar la crisis de vivienda, puesto que Nueva York es una de las áreas con el nivel de vida más alto del país, e invertir 25.000 millones de dólares en un plazo de cinco años para la creación y conservación de 100.000 hogares "asequibles" y mejorar la eficiencia energética en hasta dos millones de hogares.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.