Sistema de salud mexicano está rebasado por aumento de enfermedad renal

Guadalajara (México), 7 ago (EFE).- El sistema de salud en México ha quedado rebasado ante el aumento de casos de enfermedad renal y la demanda de tratamientos, coincidieron este domingo especialistas y representantes de asociaciones de personas con este padecimiento.

En un foro convocado por enfermos renales y asociaciones civiles, Georgina Velasco, presidenta de la organización "Trasplantados en el Hospital Civil Fray Antonio Alcalde", dijo que en los hospitales públicos faltan unidades de hemodiálisis para atender la demanda, lo que hace que los pacientes deban esperar por meses un tratamiento.

“Actualmente no existen suficientes unidades de hemodiálisis en el sector público y tenemos una larga lista de espera de pacientes que solicitan acceder a este tratamiento, es prioritario ampliar esta unidades en las instituciones públicas y mejorar la calidad del servicio de las públicas y privadas”, dijo durante su intervención.

Recordó que existe la Norma Oficial Mexicana (NOM) 007SSA3 que desde 2010 regula el funcionamiento de este tipo de unidades pero para que la normatividad sea viable es necesario que las autoridades otorguen el presupuesto para que los hospitales amplíen las posibilidades de ofrecer este tratamiento.

Añadió que una persona con enfermedad renal necesita tres sesiones semanales de hemodiálisis con costos entre 900 y 1.200 pesos (44 y 58 dólares) por cada vez, una suma que “es inalcanzable para la mayoría de los pacientes” y que se traduce en tratamientos incompletos y de mala calidad que redunda en deterioro de la salud y la muerte.

Esta falta de tratamientos de hemodiálisis se suma al “gravísimo desabasto de medicamentos” vitales para conservar la calidad de vida para quienes tienen tratamientos sustitutivos y cuyos costos están fuera del alcance de la mayoría de los enfermos pues asciende a 13.000 pesos mensuales (636 dólares).

María Guadalupe García, de la Asociación Ángeles de la Salud Renal dijo en entrevista con Efe que los hospitales no están atendiendo la creciente demanda de enfermos que necesitan hemodiálisis.

“(Los hospitales) están rebasados en la atención (y esto se debe) a que no hay suficientes máquinas y que la enfermedad ha ido creciendo cada vez más”.

Recalcó que desde 2020 tras la crisis sanitaria por la pandemia de la covid-19 las organizaciones de ayuda a enfermos renales han registrado un incremento en el número de nuevos casos de personas con ese padecimiento.

“Tenemos entre 15 y 20 pacientes que estamos sosteniendo en forma continua en el tratamiento de hemodiálisis, sí se ha notado el incremento, mensualmente tenemos de 3 a 4 pacientes nuevos que vienen a tocar las puertas a pedirnos apoyo”, una situación que prevalece en la mayoría de las organizaciones de ayuda.

Laura Cortés Sanabria, médica de la Unidad de Investigación Médica en Enfermedades Renales del Centro Médico de Occidente recalcó que Jalisco es uno de los estados del país prioritarios en este tema pues la incidencia de casos de enfermedad renal es de 570 por cada millón de habitantes.

Agregó que la entidad está por arriba de países como Taiwán o Estados Unidos pero sin los recursos e infraestructura en salud de esas naciones.

Las organizaciones propusieron la creación de un Observatorio ciudadano que genere propuestas y políticas para la atención de personas con enfermedad renal y que sea un punto de contacto entre las autoridades de gobierno y la sociedad civil.

(c) Agencia EFE