El sistema judicial hondureño no es respetado y debe ser cambiado, según un abogado

·4  min de lectura

Tegucigalpa, 18 ago (EFE).- El abogado hondureño Raúl Zaldívar, quien recién ha escrito un libro sobre compatriotas suyos juzgados en tribunales de Estados Unidos, dijo este miércoles a Efe que "el sistema judicial de Honduras no es respetado" y "necesita un cambio de 180 grados".

Las deficiencias del sistema judicial, que no son de ahora, motivaron a Zaldívar a escribir el libro "Hondureños juzgados en tribunales de Estados Unidos de América. La extraterritorialidad del Derecho", bajo el sello de la Editorial Guaymuras.

"Este libro surge de un diálogo con mi colega y amigo Jorge Zavala (profesor de Derecho Internacional Público, en la Universidad Carlos III, de Madrid) sobre temas de Honduras, y este tema realmente nos indignó y dijimos no podemos guardar silencio, tenemos que escribir algo", indicó Zaldívar.

En Estados Unidos enfrentan juicio por narcotráfico más de 20 hondureños, de los que algunos fueron extraditados y otros se entregaron a las autoridades de ese país.

Entre los acusados y condenados figuran el exdiputado Juan Antonio Hernández, hermano del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, y Fabio Lobo, hijo del expresidente del país Porfirio Lobo.

Juan Antonio Hernández fue condenado en marzo a cadena perpetua, más otros 30 años de prisión, por cuatro delitos, uno de ellos tráfico de drogas, mientras que Fabio Lobo recibió en septiembre de 2017 una sentencia de 24 años de cárcel, por narcotráfico.

INDIGNACIÓN CONTRA EL SISTEMA JUDICIAL HONDUREÑO

"Es como que si su vecino venga a su casa a poner disciplina a sus hijos. Eso no es posible, porque en su casa es usted el que pone disciplina, es su casa, es su responsabilidad", indicó Zaldívar sobre lo que ha pasado en Honduras, a manera de ejemplo, en el caso particular de la justicia.

"En Honduras, como nosotros no fuimos capaces de hacer las cosas bien, entonces una potencia extranjera vino a poner orden, eso indigna", recalcó el profesional de las leyes, de 58 años, con doctorado en Derecho Internacional por la Universidad Autónoma de Barcelona.

El objetivo de escribir el libro, explicó Zaldívar, "es crear una conciencia en el hondureño de lo que está pasando, porque no pueden haber cambios si antes no existe conciencia de una realidad".

Además, su autor espera que "algunas personas que toman decisiones en Honduras puedan iniciar cambios en el sistema judicial".

"Mi segundo objetivo es que haya un cambio judicial de 180 grados del sistema judicial de Honduras, ya que queda suficientemente demostrado que no es respetado por los ciudadanos hondureños", acotó.

Zaldívar, quien en 1995 escribió el libro "Honduras-El Salvador: la controversia limítrofe", cree que quizá él no alcance a ver los cambios que necesita el sistema judicial de su país, pero sí los jóvenes.

"Quedan las bases para que esta generación, los milenios, que es la generación que está atrás de nosotros, haga algo", dijo.

JUICIOS CONTRA NARCOTRAFICANTES Y EXDIRECTIVOS DEL FÚTBOL

La nueva publicación de Zaldívar contiene cinco capítulos que tratan sobre "Aspectos doctrinales del derecho extraterritorial de los Estados Unidos relacionados con los hondureños imputados, leyes extraterritoriales de los Estados Unidos relacionados con hondureños imputados; el caso de los Rosenthal; los cárteles y las personas involucradas, y el Fifagate.

El capítulo tercero, de los Rosenthal, se refiere a las acusaciones de Estados Unidos contra el banquero y exvicepresidente hondureño Jaime Rosenthal (fallecido en enero de 2019), su hijo Yani y su sobrino Yankel.

En el caso de Yani, exministro de la Presidencia, cumplió una condena de tres años en Nueva York por el delito de lavado de dinero ligado al cartel narcotraficante Los Cachiros, y en agoto de 2020 regreso a Honduras, donde ahora es candidato a la Presidencia de su país por el Partido Liberal, segunda fuerza de oposición.

El quinto capítulo, "El Fifagate", trata sobre el juicio en EE.UU. contra el expresidente hondureño Rafael Callejas, por un millonario escándalo de corrupción en la Federación Internacional de Fútbol Asociado (Fifa), que trascendió a finales de 2015.

Por el mismo escándalo de la Fifa también fue acusado el expresidente de la Federación Nacional Autónoma de Fútbol de Honduras (Fenafuth) y de la Confederación Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf), Alfredo Hawit.

Callejas, quien se entregó en 2015 a la justicia de EE.UU., estuvo en libertad condicional en Nueva York, con un grillete electrónico en una de sus piernas, y luego de pagar una fianza se trasladó a vivir a Florida, con un miembro de su familia, y posteriormente a Atlanta, donde falleció, sin haber conocido la sentencia que le dictarían.

En junio de 2020 Hawit fue condenado a dos años de libertad vigilada en Estados Unidos, país que ha juzgado a más de una veintena de hondureños, y sigue solicitando extradiciones, contra quienes no procedió la justicia de Honduras.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.