Sistema electoral: ¿cómo funciona en EE.UU. y cuáles son las diferencias con la Argentina?

LA NACION
·1  min de lectura
El Congreso de Estados Unidos
Fuente: Archivo

El sistema electoral de Estados Unidos se caracteriza por ser complejo. Las elecciones presidenciales son indirectas y no se asemejan a las de la Argentina, donde el Colegio Electoral fue eliminado en la reforma constitucional de 1994.

¿Cuáles son las principales diferencias entre los sistemas? ¿Qué es un elector? ¿Las primarias tienen algo que ver con las PASO? ¿Qué peso tiene el voto popular en Estados Unidos? A continuación, una guía para para entender el proceso electoral y la manera de leer los resultados del próximo 3 de noviembre.

La principal crítica al sistema de Estados Unidos, tildado muchas veces de poco representativo, es que puede ganar un candidato que no haya obtenido la mayoría de los votos, como sucedió en las elecciones pasadas en las que se enfrentaron Donald Trump y Hillary Clinton. El magnate consiguió 304 electores y Clinton, 227. Sin embargo, la candidata había obtenido más votos.

Más de 70 millones de personas ya votaron por anticipado para las elecciones del martes próximo, un número que supera por amplio margen a la votación temprana de hace cuatro años.

Los problemas técnicos son comunes durante las elecciones estadounidenses y las máquinas de votación han generado algunas preocupaciones sobre la ciberseguridad.

La maratón de las primarias y los caucus se inicia entre enero y febrero y termina a mediados de junio, cinco meses antes de las elecciones. De la primera cita electoral al día de los comicios, el proceso es intenso y extenso.

Con una mayoría demócrata asegurada en la Cámara de Representantes, el Senado se volvió la otra gran batalla y los republicanos (que aventajan a los demócratas 53-47) podrían perderla. Es otra incógnita a revelar en menos de una semana.