Sistema automático: Japón prueba un tren bala con conducción autónoma a 110 kilómetros por hora

·2  min de lectura
El Shinkansen Series 7 fue el modelo elegido por JR East para realizar los primeros viajes para evaluar el sistema de conducción autónomo, controlado desde una sala de mando de forma remota
El Shinkansen Series 7 fue el modelo elegido por JR East para realizar los primeros viajes para evaluar el sistema de conducción autónomo, controlado desde una sala de mando de forma remota

La compañía de trenes East Japan Railways (JR East) presentó ante la prensa el funcionamiento de su tren bala equipado con un sistema de conducción autónoma. Durante un recorrido de cinco kilómetros, este prototipo realizó cinco viajes completos ida y vuelta, con una formación de 12 vagones y con una velocidad que alcanzó los 110 kilómetros por hora durante las pruebas.

De esta forma, el sistema sin intervención humana de JR East busca desarrollar una alternativa confiable ante la falta de conductores que enfrenta el mercado laboral japonés. Durante las pruebas, el tren bala Series E7 fue controlado de forma remota desde un centro de operaciones, aunque la formación experimental contó con un conductor en cabina para que tome el control del Shinkansen en caso de emergencia.

Conocidos por su velocidad, puntualidad y precisión al momento de arribar a los andenes, el tren bala autónomo también fue evaluado por la compañía en estos términos. Luego de su partida de la estación Niigata, el Shinkansen Series 7 autónomo alcanzó una velocidad máxima de 110 kilómetros por hora, y luego se detuvo en el depósito de trenes.

Al momento de la detención, el tren bala equipado con la conducción remota superó una marca de detención por 8 centímetros, un registro que estaba dentro de un margen de 50 centímetros que se habían propuesto en JR East. Tras finalizar las pruebas, la compañía dijo que el rendimiento fue muy similar comparado con una formación controlada por un humano, y espera que el sistema autónomo pueda mejorar aún más sus prestaciones en un futuro.

Una vista del interior de la cabina del tren bala autónomo, que contó con un conductor durante los viajes de prueba disponible para que tome el control de la formación en caso de emergencia
Una vista del interior de la cabina del tren bala autónomo, que contó con un conductor durante los viajes de prueba disponible para que tome el control de la formación en caso de emergencia


Una vista del interior de la cabina del tren bala autónomo, que contó con un conductor durante los viajes de prueba disponible para que tome el control de la formación en caso de emergencia

Por ahora, JR East mantiene estas formaciones prototipo en diversas pruebas de circulación y paradas de emergencia. A su vez, busca complementar el control remoto mediante el uso de redes 5G de alta velocidad para un monitoreo con video de alta calidad y en tiempo real desde las formaciones autónomas.

Como antecedente, la conducción autónoma en servicios de transporte ferroviario en Japón se desarrolló en la línea Yamanote de Tokio y algunos monorieles que circulan en plataformas elevadas, sin cruce de vías. Por su parte, en trenes de alta velocidad esta modalidad se evalúa en el Shinkansen conocido como Alpha-X, un modelo que entrará en servicio en 2030 y que puede alcanzar una velocidad de hasta 400 kilómetros por hora.

En lo que respecta a la velocidad máxima del Shinkansen, uno de sus atributos más distintivos, en la actualidad pueden alcanzar los 320 km/h. Sin embargo, otro ferrocarril japonés, en su versión experimental que vuela sobre las vías gracias a la levitación magnética, llegó a los 603 km/h en 2015.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.