Terremoto sacude Croacia: casas destruidas, seis muertos

SASA KAVIC
·2  min de lectura

PETRINJA, Croacia (AP) — Un terremoto sacudió el martes el centro de Croacia, destruyendo inmuebles, arrojando escombros a las calles y causando pánico en una ciudad al sureste de la capital. Las autoridades dijeron que al menos seis personas fallecieron y que decenas resultaron heridas.

El Centro Sismológico Europeo del Mediterráneo informó que el epicentro del sismo de magnitud 6,3 se ubicó a 46 kilómetros (28 millas) al sureste de Zagreb. Causó daños generalizados en Petrinja, la ciudad más afectada. Varias réplicas más pequeñas se sintieron posteriormente el martes. La misma zona fue golpeada por un sismo de 5,2 el lunes.

Las autoridades informaron que una niña de 12 años murió en Petrinja, una ciudad de unos 25.000 habitantes. Otras cinco personas murieron en una aldea casi destruida cerca de la ciudad, según la televisión estatal HRT. Al menos 20 personas fueron hospitalizadas, dos con lesiones graves, dijeron las autoridades. Agregaron que muchas personas más están desaparecidas.

“El centro de Petrinja, como solía ser, ya no existe”, dijo HRT. “Una niña murió y hay heridos y personas dentro de los edificios derrumbados”.

“Mi ciudad ha sido completamente destruida, tenemos niños muertos”, dijo el alcalde de Petrinja, Darinko Dumbovic, en un comunicado transmitido por HRT TV. “Esto es como Hiroshima: la mitad de la ciudad ya no existe”.

“La ciudad ha sido demolida, la ciudad ya no es habitable”, dijo. “Necesitamos ayuda”, agregó.

Se podían escuchar gritos entre los escombros de las casas destruidas en Petrinja. Una mujer fue encontrada con vida unas cuatro horas después del terremoto. Los equipos de emergencia utilizaron perros de rescate mientras buscaban sobrevivientes, mientras que los miembros de la familia miraban desesperados.

La residente Marica Pavlovic dijo que el terremoto se sintió “peor que una guerra”.

“Fue horrible, como un shock, no sabíamos qué hacer, si salir corriendo o escondernos en algún lugar”, dijo a The Associated Press.

El primer ministro Andrej Plenkovic y otros ministros llegaron a Petrinja a evaluar los daños.

“La mayor parte del centro de Petrinja está en una zona roja, lo que significa que la mayoría de las construcciones ya no se pueden utilizar”, dijo Plenkovic.

Agregó que el ejército tiene 500 lugares listos en cuarteles para albergar a las personas afectadas, mientras que otros se alojarán en hoteles cercanos y otros lugares.

Más tarde, los funcionarios recorrieron un hospital dañado en la cercana ciudad de Sisak, que también fue gravemente afectada por el terremoto.

Como país mediterráneo, Croacia es propensa a los sismos, pero no a los fuertes. El último terremoto fuerte ocurrió en la década de 1990 cuando la pintoresca aldea de Ston en la costa adriática quedó destruida.

___

Los periodistas de The Associated Press Dusan Stojanovic y Jovana Gec en Belgrado, Serbia, contribuyeron para este despacho