Al Sisi cambia de fiscal y asesor de Estado tras la enmienda constitucional

Agencia EFE

El Cairo, 12 sep (EFE).- El presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, nombró hoy a un nuevo fiscal general y un jefe del Consejo de Estado, menos de cinco meses después del referéndum de reforma de la Carta Magna que otorga al jefe del Estado la capacidad de designar a los presidentes de los principales órganos judiciales.

La agencia oficial de noticias MENA, informó de que Al Sisi designó "al consejero Hamada al Sawi como fiscal general durante cuatro años a partir del 19 de septiembre en curso", en sustitución de Nabil Ahmed Sadeq.

Al Sawi ocupó varios cargos judicial hasta que ascendió a presidente del Tribunal Penal de El Cairo y posteriormente fue director del Instituto de Investigación Penal.

Además, el presidente nombró a un nuevo jefe del Consejo de Estado, el consejero Mohamed Mahmud Hosam al Din, que asume sus funciones a partir del próximo lunes sucediendo a Ahmed Abul Azm.

El departamento judicial del Consejo de Estado está formado por cinco tribunales encabezados por el Tribunal Supremo Administrativo, que se encarga de las disputas relacionadas con sueldos y pensiones de los funcionarios, impuestos, nacionalidad y anulación de decisiones disciplinarias.

Según la versión anterior de la Constitución egipcia, el Consejo del Estado tenía opinión vinculante en cuanto a las decisiones del Parlamento, sin embargo, tras las enmiendas su opinión no es vinculante.

Los cambios al frente de Justicia se enmarcan en una serie de cambios recientes que ya tocaron al Tribunal Constitucional, la Corte de Casación, Fiscalía Administrativa y la Autoridad de Demandas del Estado.

Según datos oficiales, el 88,8 % de los 27 millones de egipcios que participaron en el plebiscito, alrededor del 44,3 % del censo de votantes convocados, respaldaron el pasado abril los cambios en la Carta Magna, que amplió las prerrogativas del presidente de Egipto.

Entre los cambios figura la atribución al presidente de la República de la potestad de nombrar directamente a jefes de órganos judiciales, al fiscal general y otros responsables del sistema de justicia.

Organizaciones de derechos humanos egipcias e internacionales denunciaron la reforma de la Constitución por considerar que elimina la separación de poderes en Egipto y los concentra en las manos del jefe del Estado.

(c) Agencia EFE