Bombardeos en partes de Siria controladas por rebeldes

Esta foto provista por el grupo de búsqueda y rescate Defensa Civil Siria, también conocidos como los Cascos Blancos, se ve a voluntarios de la organización inspeccionando daños después de un bombardeo en Maarat al-Nuaman, provincia de Idlib, controlada por rebeldes en Siria, el sábado 25 de marzo de 2017. (Defensa Civil Siria Cascos Blancos vía AP)

BEIRUT (AP) — Aviones bombardearon partes de Siria controladas por los rebeldes y dejaron decenas de personas heridas y muertas en medio de múltiples frentes de combate entre fuerzas del gobierno y grupos insurgentes en la peor ola de violencia que se ha visto en el país en semanas, dijeron el sábado activistas de oposición.

Los bombardeos, que según algunos activistas incluyeron operaciones aéreas rusas, se concentraron en la provincia noroccidental de Idlib, controlada por los rebeldes, la provincia central de Hama y suburbios en la capital Damasco que han sido atacados por grupos insurgentes en la última semana.

Uno de los ataques alcanzó una calle principal en el suburbio capitalino de Hamouriyeh y murieron al menos 16 personas y 50 resultaron heridas, dijeron las mismas fuentes. Las bombas causaron extensa destrucción en el área.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos informó que los bombardeos mataron a 16 personas, incluyendo ocho mujeres y niños, e hirieron a más de medio centenar. Los Comités de Coordinación Local, otro grupo activista de oposición, dijo que fueron 18 los muertos y decenas de lesionados. En los dos casos, ambos grupos advirtieron que la cifra de víctimas podría aumentar.

"Han estado atacando Hamouriyeh durante días, pero hoy golpearon un área llena de civiles", dijo vía mensaje de texto Awis al-Shami, del grupo de búsqueda y rescate Defensa Civil Siria, también conocidos como los Cascos Blancos.

Los bombardeos ocurren mientras grupos insurgentes han estado a la ofensiva en Damasco y la provincia central de Hama en los últimos días. Fuerzas del gobierno y sus aliados lanzaron una contraofensiva para capturar algunas áreas que perdieron en estas dos localidades.

Los activistas también reportaron bombardeos en la provincia de Idlib que alcanzaron varios poblados, así como la capital provincial que lleva el mismo nombre.

El Observatorio informó que un ataque el viernes por la noche dio en una prisión regentada por milicianos y murieron al menos 16 personas, incluyendo prisioneros y personal de la cárcel en ciudad Idlib. Agregó que entre las víctimas también hay mujeres.

Idlib es un bastión de los grupos insurgentes sirios y suele recibir ataques de aviones de combate sirios y rusos.