Siria: Desdeñan plan de ONU para un acuerdo de paz

MÁS DESTACADO EN AMÉRICA LATINA

BEIRUT, Líbano (AP) — El enviado internacional para Siria espera hallar la manera de dar fin a la guerra civil durante una visita a Damasco que inició el domingo, indicaron funcionarios, pero no se vislumbran muchas razones para estar optimista.

Lajdar Brahimi, representante de Naciones Unidas y la Liga Arabe, aparentemente ha logrado poco avance en las negociaciones para el fin de la guerra civil en Siria desde que asumió el encargo en septiembre, más que nada porque ninguna de las dos partes luce interesada en sentarse a negociar.

Mientras tanto, las condiciones de seguridad en Siria se han deteriorado, ya que las fuerzas rebeldes han extendido su control en el norte del país y cerca de la capital, e incursionado en varias bases militares, haciéndose de un valioso arsenal.

El viaje de Brahimi, su tercero a Damasco desde que tomó el cargo, luce complicado desde el principio.

En vez de tomar un vuelo directo a Siria como en su visita anterior, Brahimi aterrizó en Beirut y viajó por tierra a la capital siria a causa de los enfrentamientos que se registran cerca del aeropuerto de Damasco, dijeron funcionarios libaneses.

Brahimi no habló ante los medios a su llegada a Damasco.

Los funcionarios libaneses, que hablaron a condición de mantener el anonimato porque no están autorizados a hablar con los reporteros, dijeron que se espera que Brahimi se reúna con el ministro del Exterior de Siria el domingo y con el presidente Bashar Assad el lunes.

Se desconoce cuáles nuevas ideas Brahimi podría presentar para avanzar en las negociaciones de un acuerdo de paz.

En una larga conferencia de prensa el domingo, el ministro de Información sirio Omran al-Zoubi repitió la aseveración de que el gobierno de Siria combate a grupos terroristas respaldados por potencias extranjeras que buscan destruir el país.

Al-Zoubi dijo que el gobierno está dispuesto a dialogar, pero que no así su contraparte.

Los grupos rebeldes se niegan a dialogar con Assad y exigen que ceda el poder.

La violencia continuó en diferentes partes del país el domingo. Activistas opositores al gobierno reportaron bombardeos aéreos en suburbios al este de la capital y en la provincia norteña de Alepo.

Los ataques aéreos en el poblado de al-Safira, al sur de Alepo, mataron a 13 mujeres y niños, entre ellos una madre y sus cinco hijas, denunció vía Skype un activista sirio que ante el temor de represalias sólo se identificó como Hussein.

___

El periodista de The Associated Press Albert Aji contribuyó reportando desde Damasco.

Cargando...