Siria canta victoria por armas químicas

Más destacado

BEIRUT (AP) — Un alto funcionario sirio describió como una "victoria" del régimen del presidente Bashar Assad el acuerdo alcanzado entre Estados Unidos y Rusia para controlar el arsenal químico de Siria, aunque Washington advirtió el domingo que "es real su amenaza de hacer uso de la fuerza" si Damasco incumple los compromisos de la iniciativa.

Las declaraciones del ministro de Reconciliación Nacional de Siria, Alí Haidar, a la agencia noticiosa estatal rusa RIA Novosti fueron las primeras de un funcionario gubernamental sirio de alto rango sobre el acuerdo logrado la víspera en Ginebra.

De acuerdo con el pacto, Siria entregará en una semana un inventario de su arsenal de armas químicas, y a mediados de 2014, todos los componentes de su programa.

"Damos la bienvenida a este acuerdo", expresó Haidar, según RIA Novosti. "Por un lado, este acuerdo ayudará a los sirios a salir de la crisis, y por el otro, evitó una guerra contra Siria al eliminar el pretexto de quienes querían desencadenar una".

"El acuerdo se debe a la diplomacia rusa y al gobierno ruso. Esta es una victoria para Siria, lograda gracias a nuestros amigos rusos".

El gobierno sirio no ha formulado declaraciones oficiales y se desconoce si lo dicho por Haidar refleja la posición de Assad.

El acuerdo, concertado en una maratónica negociación entre diplomáticos de Estados Unidos y Rusia, evitó un ataque estadounidense con misiles contra el régimen de Assad, aunque el gobierno del presidente estadounidense Barack Obama advirtió el domingo que continúa vigente la opción militar si Damasco no cumple lo pactado.

"La amenaza de hacer uso de la fuerza es real y el régimen de Assad y todos aquellos que participan deben comprender que el presidente Obama y Estados Unidos están decididos a lograr este objetivo", dijo el domingo el secretario de Estado norteamericano John Kerry en Jerusalén, donde informó a las autoridades israelíes del acuerdo.

Agregó que el acuerdo, de tener éxito, "habrá establecido un punto de referencia en la norma de conducta respecto a Irán y respecto a Corea del Norte y todo estado rebelde (o) grupo que intente obtener esos tipos de armas".

El presidente francés Francois Hollande dijo en un discurso televisado en su país que él tampoco ha descartado la "opción militar". De lo contrario, dijo, "no habrá presión".

Estados Unidos acusa al gobierno de Assad de haber atacado con gases venenosos el 21 de agosto suburbios de Damasco en poder de los insurgentes. Según Washington, esos gases provocaron la muerte de más de 1.400 personas, pero otros cálculos dan cifras menores. El gobierno sirio niega las acusaciones y culpa a los insurgentes.

El presunto ataque químico había aumentado las perspectivas de una operación bélica contra Siria encabezada por Estados Unidos, en tanto que los rebeldes confiaban en que esa acción cambiara la guerra a su favor. Sin embargo, cuando el ataque parecía inminente, el Parlamento en Gran Bretaña, crucial aliada de Estados Unidos, votó en contra de una operación militar contra Siria y Obama decidió solicitar primero autorización al Congreso, debido a lo cual se aplazó cualquier respuesta armada.

Rusia propuso después que Siria entregara su arsenal químico para evitar cualquier ataque de Occidente y el régimen de Assad aceptó la iniciativa de inmediato. El sábado, Moscú y Washington concertaron un acuerdo para controlar y destruir el arsenal de armas químicas de Siria.

Para la oposición siria, el acuerdo es decepcionante en muchos aspectos. Difiere cualquier acción estadounidense en un futuro previsible y no hace nada para enfrentar la guerra civil generalizada ni el uso de las armas convencionales, a las que se responsabiliza de la vasta mayoría de las más de 100.000 muertes en el conflicto.

Con esos aspectos en mente, el principal grupo opositor sirio que tiene el respaldo de Occidente exigió el domingo una prohibición al uso de misiles balísticos y de la fuerza aérea por parte de las fuerzas de Assad de manera adicional a la proscripción de las armas químicas.

Por su parte, las Naciones Unidas informaron que su inspector jefe de armas químicas entregó el domingo al secretario general, Ban Ki-moon, el informe de su equipo sobre la investigación de un presunto ataque con gas venenoso.

El portavoz de la ONU, Martin Nesirky, dijo que el secretario general será informado el lunes en la mañana del contenido del documento en una sesión a puerta cerrada del Consejo de Seguridad.

___

Lee informó desde Jerusalén. Los periodistas de The Associated Press, Josef Federman, en Jerusalén; Aya Batrawy, en El Cairo; Lynn Berry, en Moscú, y Louise Watt, en Beijing, contribuyeron a este despacho.

Cargando...