La SIP denuncia el permanente enfrentamiento de Bolsonaro con la prensa

Agencia EFE
·3  min de lectura

Río de Janeiro, 21 oct (EFE).- El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, con un permanente ataque a la prensa de forma autoritaria y agresiva, amenaza el buen ejercicio del periodismo en Brasil, denunció este miércoles la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

En el informe sobre Brasil presentado en la 76 Asamblea General de la SIP, que comenzó este miércoles en Miami, la organización afirmó que la conducta del líder ultraderechista es la principal muestra de los problemas que viene enfrentando la libertad de prensa en el mayor país de América Latina.

"En los últimos seis meses se produjeron lamentables episodios que evidencian las dificultades para el buen ejercicio del periodismo (en Brasil), así como la incomprensión sobre la libertad de prensa garantizada por la Constitución", afirma el informe de la SIP.

"La conducta del presidente Jair Bolsonaro es la prueba más elocuente de este clima de confrontación. De manera autoritaria y agresiva, a menudo grosera, el presidente se caracteriza por su permanente enfrentamiento a los profesionales de la prensa y las empresas de comunicación", agrega el informe.

La SIP destacó que el jefe de Estado llegó a amenazar con agredir físicamente a un periodista del diario O Globo el 23 de agosto pasado por cuestionarlo sobre unos depósitos sospechosos en la cuenta bancaria de la primera dama, Michelle Bolsonaro.

Dijo igualmente que el enfrentamiento entre Bolsonaro y la prensa se evidenció principalmente durante las entrevistas que el mandatario solía conceder -y que finalmente fueron suspendidas- frente al portón del Palacio de la Alvorada, la residencia oficial de los presidentes, y en las que periodistas tenían que compartir espacio con seguidores del líder ultraderechista.

Según la SIP, durante tales entrevistas, los simpatizantes de Bolsonaro se sentían animados a agredir también verbalmente a los profesionales de la prensa.

"Esto llegó al punto de que, debido a los riesgos a la integridad física de los periodistas, varios medios de comunicación decidieron suspender su participación en las entrevistas", denuncia el informe.

De acuerdo con la SIP, tras la suspensión de estas entrevistas, los ataques del jefe de Estado prosiguieron en sus transmisiones al vivo por Facebook y en sus comentarios en redes sociales.

BOLSONARO ESTIMULA EL ATAQUE DE SUS SEGUIDORES A LA PRENSA

Con ello, afirma, el mandatario "estimula los ataques virtuales contra periodistas y empresas de comunicación, realizados en el entorno de internet, en redes sociales, blogs o perfiles en plataformas digitales" por parte de personas descontentas con la prensa, principalmente seguidores de Bolsonaro.

Estos ataques virtuales diarios, "que se cuentan por miles", incluyen "insultos y amenazas para intentar restringir el libre ejercicio de la actividad".

En su informe sobre Brasil, la SIP dijo igualmente que el Poder Judicial, que muchas veces es el que garantiza la libertad de prensa en el país, también ha actuando en algunas ocasiones como censor.

La SIP citó al menos tres casos en los últimos seis meses en que decisiones judiciales impidieron el libre ejercicio del periodismo.

Lo que demuestra, afirmó el organismo, que algunas entidades del Poder Judicial "persisten en irrespetar la plena libertad de prensa definida por la Constitución".

La SIP igualmente manifestó su preocupación por la continuidad de la violencia física contra los periodistas en Brasil y recordó el asesinato a tiros en mayo pasado de Leonardo Pinheiro, periodista de la revista digital A Voz Ararumense, tras haber denunciado casos de corrupción en la ciudad de Araruama.

Los constantes y crecientes ataques de Bolsonaro a la prensa también fueron denunciados en la última semana por la organización internacional Reporteros sin Fronteras (RSF) y por la Federación Nacional de Periodistas (Fenaj por sus siglas en portugués).

Según Reporteros sin Fronteras, el presidente y sus tres hijos con mandato parlamentario fueron responsables por 146 ataques a periodistas y medios de comunicación en el tercer trimestre de 2020.

Bolsonaro individualmente atacó en 80 oportunidades a la prensa en los primeros nueve meses del año, de las cuales 27 en el tercer trimestre, según RSF.

Para la Fenaj, por su parte, las agresiones verbales del líder ultraderechista suman 299 en los primeros nueve meses el año.

(c) Agencia EFE