La SIP denunció la multiplicación de agresiones y ataques a periodistas y medios en América

·3  min de lectura
Ciudadanos nicaragüenses exiliados en Costa Rica realizan una manifestación contra el presidente Daniel Ortega (Archivo)
EZEQUIEL BECERRA

MIAMI.- La Sociedad Interamericana de Prensa inauguró este martes su Reunión de Medio Año, donde denunció el “panorama desconsolador en nuestro continente” para el trabajo periodístico, en palabras del presidente de la entidad, Jorge Canahuati, que hizo sonar las alarmas.

“El irrespeto al trabajo de los periodistas y de los medios es colosal, tanto de dictadores, gobernantes autoritarios, narcotraficantes y funcionarios democráticos de la boca para afuera”, dijo Canahuati, del Grupo OPSA de San Pedro Sula, Honduras.

Canahuati inauguró la reunión “en un preocupante contexto global debido a la invasión de Rusia sobre Ucrania”. Y dijo que, en un mundo tan globalizado e interconectado, “podemos sentir en carne propia una guerra tan lejana como si ocurriera a metros de distancia”.

Precisó así que tanto la guerra en Ucrania como la pandemia de coronavirus, “con sus causas y efectos, fuentes de desinformación y propaganda, gritan a los cuatro vientos la renovada importancia que tiene nuestra profesión, el periodismo libre e independiente, para hacer que la verdad sea la tabla de salvación de la democracia y el desarrollo de nuestras sociedades”.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador
El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador


El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador

Carlos Jornet, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, se enfocó en el malestar de la prensa en la región y dijo que “estamos cerrando un semestre negro para el periodismo de las Américas, cargado de acciones ominosas contra las libertades de expresión y de prensa”.

“Por fortuna, América hace décadas que no vive situaciones bélicas como las que padece Ucrania. Pero sufre otras ‘guerras’. ‘Guerras’ que también se iniciaron con incidentes menores y que luego fueron escalando”, dijo Jornet. “Me refiero a las embestidas que gobiernos de origen democrático, con fuerte deriva autoritaria, desatan contra los derechos ciudadanos, contra la libertad y la vida de inocentes. En algunos casos, en aras también de presuntas verdades superiores, de una causa justa”, añadió.

“A ello se suma el accionar de la narcodelincuencia y otras formas de crimen organizado, que aprovechan la impericia estatal, cuando no una abierta complicidad, para intentar (y en muchos casos lograr) imponer su ley en vastos territorios”, insistió el director de La Voz del Interior.

En ese contexto, lamentó que “las agresiones y ataques a periodistas y medios se han multiplicado en los últimos tiempos en países de las tres Américas. Y en ello tienen en general mucho que ver discursos políticos descalificantes y confrontativos hacia la prensa”.

Jornet llamó al presidente mexicano, Andrés López Obrador, a suspender “todo discurso estigmatizante contra medios y reporteros”. Y dijo que “si no puede frenar la violencia, al menos no la aliente”. En los últimos doce meses, señaló, fueron 24 los periodistas asesinados en el continente, 16 de ellos en México.

Entre otras numerosas críticas a los gobiernos contrarios a la libre expresión, la SIP cuestionó al régimen nicaragüense de Daniel Ortega, en una declaración a la que adhirieron 27 organizaciones nacionales e internacionales, y donde también lanzaron un plan de acción “que permita restaurar las libertades de prensa y expresión, como garantías esenciales para restablecer la democracia”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.