Sinead O'Connor también tuvo tendencias suicidas como su hijo fallecido

·3  min de lectura
Sinead lanzó un grito desesperado ante la soledad y los problemas mentales (Youtube)
Sinead lanzó un grito desesperado ante la soledad y los problemas mentales (Youtube)

La cantante irlandesa Sinead O’Connor atraviesa el peor momento de su vida tras haber encontrado el cuerpo sin vida de Shane, su hijo adolescente de 17 años. El joven se ha quitado la vida escapándose del hospital que le custodiaba tras dos intentos previos fallidos de suicidarse.

Sinead ha dicho públicamente que planea demandar al centro hospitalario preguntándose en redes sociales “¿Cómo ha podido desaparecer un joven traumatizado de 17 años que estaba bajo vigilancia de suicidio en el Hospital Tallaght?” y este tweet fue colgado antes del dramático desenlace para el adolescente, cuando se había fugado.

Ahora que se ha constatado que ha perdido la vida, la artista asegura que también va a demandar por ello y que “el hospital, por supuesto, se niega a asumir responsabilidad alguna por el momento, ¿qué le ha pasado a mi hijo mientras están de guardia allí? Vienen demandas”, sentencia la cantante.

Esta tragedia se suma a una vida compleja para Sinead quien ha admitido que padece una enfermedad de salud mental que la lleva, a ella también, a tener tendencias suicidas. En 2015 canceló su gira musical a causa de dicha patología que la llevo al límite dos años después.

O’Connor ha estado casada cuatro veces, uno de sus matrimonios duró tan solo 18 días, y tiene cuatro hijos. Lleva años sin tener contacto con el resto de sus familiares y eso le pasó una fuerte factura en 2017, cuando se hizo viral un vídeo suyo, llorando y completamente consumida por la soledad que sentía.

En dicho vídeo, la cantante aseguraba que sufría trastorno bipolar y que había intentado quitarse la vida (ya lo había intentado previamente, en 2012) pero que, en ese momento vital, no iba a dejar que su enfermedad venciera y, afortunadamente, a día de hoy Sinead sigue viva incluso habiendo perdido a su tesoro más preciado, su hijo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

La irlandesa vivía en 2017 en un motel de Nueva Jersey y en el desgarrador vídeo explicaba que no tenía a nadie en este mundo, solo “al hombre más dulce”, que era su psiquiatra “él me dice que soy una heroína y solo por eso sigo aquí viva… que patético”, reflexionaba Sinead.

O’ Connor lanzaba ese vídeo “con la esperanza de ayudar a alguna persona de las millones y millones que vivimos con enfermedades mentales. La enfermedad mental, es como las drogas, no importa un carajo quién seas. Lo que es peor es el estigma, no importa quién eres. De repente la gente que supuestamente debería amarte y cuidarte te trata como la mierda. Es como una caza de brujas.”

Sollozando y describiéndose como enfadada, llamaba idiotas a las personas que le han dado la espalda solo por tener una enfermedad mental, “¿no os dais cuenta de que no nos podemos cuidar nosotros solos? ¡Es por eso que debéis cuidarnos vosotros!”, reprochaba.

El historial médico de la cantante es delicado y se remonta a 2006 cuando el entorno de la artista llamó a la policía al no encontrarla y la operación policial fue montada como un posible suicidio aunque Sinead fue encontrada en el bosque con heridas superficiales, sana y salva.

Por aquel entonces y tras este episodio, ella escribió una carta contando que su hijo mayor, Jake Reynolds, era el culpable de que los servicios sociales le hubiesen retirado la custodia de su hijo menor, Shane (que ahora ha fallecido) causándole un “daño irreparable”.

En 2012 admitió en Twitter que había intentado suicidarse en dos ocasiones en su casa de Los Ángeles explicando a ‘The Sun’ crudamente que “Me tomé una sobredosis de fármacos, pero Dios me sigue queriendo aquí, no entiendo el motivo”.

La salud mental de Sinead es frágil y este mazazo de la vida puede hacer que tenga que enfrentarse a una situación crítica. Afortunadamente lleva muchos años en terapia y con tratamiento psiquiátrico y debe seguir luchando por vivir y mantener cierta esperanza, a pesar de la desgracia de perder a un hijo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.