Sindicatos y empresas agroexportadoras Argentina buscan lograr acuerdo que finalice huelga

Maximilian Heath
·3  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Granos son cargados a barcos en un puerto sobre el río Paraná cerca de Rosario

Por Maximilian Heath

BUENOS AIRES, 29 dic (Reuters) - Trabajadores aceiteros y empresas agroexportadoras de Argentina dijeron que buscarán el martes alcanzar un acuerdo en una reunión a la mañana que ponga fin a una prolongada huelga por reclamos salariales que ha causado importantes demoras en embarques agrícolas del país sudamericano.

Las actividades portuarias y de molienda de granos de Argentina, un proveedor clave de alimentos, están afectadas desde el 9 de diciembre, cuando dos sindicatos de obreros aceiteros y el gremio de trabajadores técnicos portuarios Urgara iniciaron una huelga simultánea por reclamos salariales.

El encuentro se realizará en el Ministerio de Trabajo del Gobierno argentino, que busca que se destrabe el conflicto para que se normalice el flujo de exportaciones agrícolas. La protesta ha causado demoras en los embarques de más de 160 barcos, la principal actividad económica del país.

"Cómo CIARA hemos hecho un enorme esfuerzo para acordar", dijo a Reuters Gustavo Idígoras, titular de CIARA-CEC, que el domingo anunció que había mejorado su oferta a los trabajadores con el objetivo de que estos levante su medida de fuerza.

"Esperamos que el Ministerio de Trabajo cumpla su función de laudar y fijar condiciones salariales acordes con la realidad de la industria y del país garantizando paz social en todo 2021", agregó Idígoras.

Por su parte, el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (SOEA) -que realiza la huelga junto a la Federación de Trabajadores Aceiteros- dijo que esperaba que se pudiera llegar a un acuerdo.

"Apuntamos a una negociación óptima y de última, si tenemos que seguir (con la medida de fuerza), vamos a seguir", dijo Daniel Succi, secretario gremial de SOEA, antes de ingresar a la reunión.

Un vocero de la Federación dijo que esperan que en la reunión las empresas haga una propuesta que satisfaga sus reclamos salariales y por bonos.

Al ser consultado por la reunión por Reuters, el Ministerio de Trabajo argentino dijo que no realizaría comentarios.

El Gobierno argentino busca que el flujo de exportaciones vuelva a normalizarse. Los embarques del sector agrícola y agroindustrial son la principal fuente de divisas de una economía que se encuentra en crisis hace más de dos años y que ha sido golpeada por la pandemia de COVID-19.

Una analista de mercados de la Bolsa de Comercio de Rosario indicó el martes que hasta la jornada previa había 162 barcos de carga que tenían el embarque de mercadería demorada por la protesta, por un total de 1.458 millones de dólares.

Los trabajadores técnicos de Urgara -cuya labor es analizar los granos en los puertos argentinos- también están en huelga junto a los aceiteros, pero sus negociaciones son con la Cámara de Puertos Privados Comerciales (CPPC) y el diálogo entre las partes está más estancado que el de los gremios de molienda.

No obstante, el prosecretario de Prensa de Urgara dijo el lunes que espera que un acuerdo entre los aceiteros y CIARA-CEC abra las puertas a un avance en el diálogo con la CPPC.

Importantes empresas agroexportadoras globales como Cargill, Bunge y Louis Dreyfus son miembros tanto de CIARA-CEC como de la CPPC.

(Reporte de Maximilian Heath; Editado por Jorge Otaola)