Sindicatos y empresarios panameños fustigan al gobierno por nueva cuarentena por covid-19

·2  min de lectura
Un paramédico se prepara para iniciar su turno y atender pacientes de covid-19 en la Ciudad de Panamá, el 14 de diciembre de 2020.

Grupos sindicales y empresariales criticaron la decisión del gobierno panameño de volver a decretar una cuarentena total por la pandemia de covid-19, una medida que fue defendida este martes por el presidente Laurentino Cortizo.

"Sé que las medidas que he tomado del 4 al 14 de enero no son fáciles para nadie, pero como presidente de la República tengo que tomar decisiones", dijo Cortizo durante un acto público.

"No hay manera que nosotros avancemos si no corregimos el comportamiento social, créanme que no hay fórmula si no corregimos eso", añadió.

Panamá, con 4,2 millones de habitantes, acumula el mayor número de contagios de Centroamérica, con 238.000 infectados y 3.933 defunciones.

En 24 días suma más de 56.000 nuevos casos y 769 fallecidos, lo que ha colapsado el sistema sanitario y las morgues.

Las declaraciones del presidente se produjeron tras el rechazo de sindicatos y empresarios a la decisión del gobierno de decretar una cuarentena del 4 al 14 de enero para las provincias de Panamá, donde se ubica la capital, y la vecina Panamá Oeste.

La medida incluye la suspensión de la jornada laboral y restringe la movilidad por género.

Los sindicatos, que protestaron este martes, anunciaron nuevas movilizaciones para el miércoles y el jueves en todo el país. Temen que miles de contratos vuelvan a ser suspendidos por esta nueva cuarentena.

"Nosotros no estamos refutando que la cuarentena se haga, (hacerlo) es necesario para cortar la transmisión del virus, pero lo que no aceptamos es que se pretenda enviarnos (a casa) sin salario", señaló Saúl Méndez, secretario general del poderoso sindicato de la construcción, Suntracs.

"No puede ser que la crisis solo se le cargue a la espalda al pueblo más humilde y trabajador y no se cargue a los empresarios", agregó.

Las principales organizaciones patronales también rechazaron la decisión porque "atenta contra la sostenibilidad de las empresas".

"Establecer una nueva cuarentena generará un continuo deterioro del sector productivo formal y el cierre definitivo de operaciones de cientos de empresas y miles de empleos perdidos", advirtió el presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), Julio de la Lastra.

Desde septiembre, con la reapertura económica, solo se han reactivado 105.000 contratos, de más de 250.000 que fueron suspendidos desde marzo. Además, sólo han reabierto 8.000 de 20.000 empresas.

Según cifras oficiales, el desempleo en Panamá se ha disparado en un año de 7,1% a 18,5% y la economía se contrajo un 18,9% durante el primer semestre de 2020.

"Ahora lo que tenemos en riesgo es que ni siquiera podamos seguir sosteniendo los 105.000 contratos reactivados", declaró Elisa Suárez, presidenta de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa.

jjr/mav/dg