Sindicatos denuncian la "militarización de espacios culturales"

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, julio 15 (EL UNIVERSAL).- Los seis sindicatos que representan a los trabajadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) le entregaron este jueves al gobierno federal un documento en el que se posicionan ante la presencia de un destacamento de la Guardia Nacional (GN) al interior del área de monumentos de la zona arqueológica de El Tajín, Veracruz.

El 14 de junio, el Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Secretaría de Cultura (SNDTSC) mandó un oficio al INAH y al gobierno federal para denunciar la situación. El 1 de julio le siguió otro oficio que también firmó el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Cultura (SNTSC). De estos documentos, el director del INAH, Diego Prieto, sólo respondió oficialmente al primero e indicó que la GN se limitaría a vigilar el perímetro exterior de la zona arqueológica de Tajín. Sin embargo, en el oficio más reciente se lee que dicha respuesta es contradicha por la invasión de funciones del personal de custodia del INAH.

"Se respondió que el personal de la Guardia Nacional vino a apoyar en labores de protección del patrimonio. También se dijo que lo anterior era coadyuvante, sin intenciones de trastocar las facultades de resguardo del patrimonio de las zonas arqueológicas", señaló, en entrevista, Aarón Enrique Roura Pech, integrante del Colegiado General Ejecutivo del SNDTSC, uno de los sindicatos firmantes del oficio que se publicó este jueves.

Precisó también que si la GN no estuviera, en efecto, trastocando las funciones del Instituto, no estaría presente un destacamento al interior de la zona arqueológica.

"Lo que se pretende, por instrucción presidencial, es que haya un órgano que coadyuve ante el tráfico ilícito, y la destrucción y robo de patrimonio. No nos oponemos a que exista un órgano así, pero sí nos oponemos a que se militaricen los espacios culturales. Estamos a favor de la labor de apoyo, lo que no vemos es que estas palabras sean respaldadas con claridad".

Señaló que el 29 de abril de 2020 se creó una dirección general especializada para atender diversos frentes, entre ellos, la protección del patrimonio nacional, lo cual sentó un precedente en este tema, aunque antes dichas funciones las realizaba la Gendarmería de la Policía Federal. Otro antecedente fue la colaboración con los cuerpos de seguridad italianos del Arma de Carabineros, que están facultados para la protección del patrimonio y que capacitó a personal mexicano al respecto durante los terremotos de 2017. El problema es que las intenciones actuales parecen quedarse sólo en un símil de los Carabineros, afirmó.

"La presencia de la Guardia Nacional fue anunciada de forma genérica, sin dar a conocer las acciones específicas. Pedimos la salida de este cuerpo armado y militarizado de las Zonas Arqueológicas, particularmente del Tajín, y que se diferencien con claridad las labores que le corresponde. El convenio de colaboración entre el INAH y la GN debería ser muy enfático al respecto, pero no conocemos tal convenio. Para el Instituto no existe trastrocamiento de las labores de custodia y uno de los argumentos es que se está protegiendo de las comunidades al entorno. Pero eso es algo que no nos consta", concluyó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.