Sindicatos argentinos protestan contra gobierno de Macri

Por DÉBORA REY
1 / 5
Manifestantes marchan mientras sostienen un títere gigante que representa al presidente Mauricio Macri durante una protesta en Buenos Aires, Argentina, el jueves 30 de marzo de 2017. Sindicatos y organizaciones sociales se manifiestan contra el mandatario. (AP Foto/Natacha Pisarenko)

BUENOS AIRES (AP) — En un contexto de creciente conflictividad social en Argentina, sindicatos y agrupaciones sociales de centro-izquierda elevaron el tono de sus críticas contra el gobierno de Mauricio Macri y advirtieron el jueves que continuarán las movilizaciones callejeras hasta que "caiga el modelo económico".

"Hoy, que hay un gobierno neoliberal, doblemente es importante estar en la calle", dijo Pablo Micheli, uno de los líderes de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) durante un acto en la histórica Plaza de Mayo, en el cierre de una jornada de protesta a la que adhirieron desde maestros en huelga por mejoras salariales, obreros despedidos y hasta migrantes que rechazan un reciente decreto de Macri que estableció mayores restricciones al ingreso de extranjeros.

La de este jueves ha sido la última de una seguidilla de movilizaciones masivas en Buenos Aires de grupos políticos opositores y sindicatos contra las políticas de ajuste del gobierno y precede a la huelga general que el movimiento obrero convocó para 6 de abril, la primera declarada contra Macri desde que asumió a fines de 2015.

"No alcanza con una movilización, ojalá todos los días, hasta que se caiga este modelo económico, haya un montón de 30 de marzo y 6 de abril", afirmó Micheli. "Después del paro, el compromiso de los que estamos acá: más lucha y más lucha hasta que cambie este modelo que nos perjudica, excluye y golpea".

Los manifestantes reclamaron este jueves la protección de la industria nacional, el cese de los despidos, un incremento en los salarios y políticas sociales que mejoren las condiciones de los sectores más vulnerables afectados por una inflación que en febrero fue de 2,5% y en 2016 trepó a 40%.

En 2016 el desempleo fue de 8,5% y la pobreza de más de 30% en un contexto de falta de inversiones. Macri, un dirigente conservador que sucedió a fines de 2015 a la peronista de centroizquierda Cristina Fernández, sostiene que después de cinco años de estancamiento y altos índices de inflación la economía crecerá este año y el alza de precios no superará el 17%.

El gobierno ha denunciado que detrás de las sucesivas movilizaciones callejeras se esconde un plan desestabilizador de grupos políticos que responden a la exmandataria, en coincidencia con un año electoral. Macri enfrentará una prueba más de su gestión en octubre con las elecciones legislativas de medio término.

"No nos maneja con un hilo ningún dirigente de ningún partido, resolvemos en asambleas", se defendió Micheli desde el escenario levantado a espaldas de la casa de gobierno.

En tanto, organizaciones de migrantes también adhirieron a la jornada de protesta con un paro simbólico en rechazo a un reciente decreto presidencial que establece un procedimiento migratorio especial para extranjeros involucrados en hechos delictivos o que hayan ingresado clandestinamente al territorio argentino.

"Estamos muy preocupados porque vemos que en la sociedad argentina se está instalando un discurso racista, xenófobo. Estamos con esa alarma que nos preocupa y que está muy ligado con el contexto que hay en Estados Unidos y se viene reproduciendo en distintos países de nuestra América", dijo a la AP Liliana Chávez, integrante de la asamblea de mexicanos y mexicanas de Argentina.

Entre el grupo de migrantes, también había oriundos de países limítrofes y de Perú, Colombia y hasta Senegal.

El gobierno dijo que la medida busca agilizar la expulsión de delincuentes de otros países debido a que la normativa anterior alargaba el plazo de expulsión de un extranjero y negó que vaya a recortar los derechos del resto de los inmigrantes.

Según el decreto, la Dirección de Migraciones podrá cancelar la residencia y dispondrá la expulsión si el extranjero hubiese sido condenado, aunque dicha condena no se encuentre firme por delitos como tráfico de armas, personas, estupefacientes, órganos y tejidos, lavado de dinero o inversiones en actividades ilícitas.