Sindicato presenta objeciones a resultados de elecciones de Amazon, alega amenazas de despidos

Jeffrey Dastin
·2  min de lectura
Imagen de archivo de letreros puestos en la instalación de Amazon antes de la llegada de una delegación del Congreso para mostrar su apoyo a los trabajadores que votarán sobre si forman un sindicato, en Bessemer, Alabama

Por Jeffrey Dastin

19 abr (Reuters) - Un grupo laboral que no obtuvo suficientes votos de los trabajadores de almacén de Amazon.com Inc en Alabama para formar un sindicato se ha opuesto formalmente a los resultados de las elecciones y alegó que el minorista en línea amenazó con despedir personal, según un documento del gobierno.

Amazon ha negado que sea el resultado de la intimidación de sus empleados y dijo que no amenazaba con despidos ni con el cierre de las instalaciones.

A última hora del viernes, el Sindicato de Tiendas Minoristas, Mayoristas y Departamentales (RWDSU) presentó casi dos decenas de objeciones a la conducta de Amazon durante las elecciones que, dijo, impidió a los empleados un "ejercicio de elección libre y sin coacción" para decidir si crear el primer sindicato estadounidense de la empresa.

El recuento de votos a principios de este mes mostró que los trabajadores del almacén de Amazon en Bessemer, Alabama, rechazaron unirse al RWDSU por un margen de más de 2 a 1. Los defensores laborales esperaban que la elección de más de 5.800 personas en el segundo empleador privado más grande de Estados Unidos aumentaría el apoyo a los sindicatos después de una disminución en la membresía durante décadas.

En la presentación a la Junta Nacional de Relaciones Laborales de Estados Unidos, compartida con Reuters, la RWDSU solicitó que se dejaran de lado los resultados de las elecciones.

Alegó que los agentes de Amazon amenazaron ilegalmente a los empleados con el cierre del almacén si se unían a la RWDSU, y que la empresa envió por correo electrónico una advertencia de que despediría el 75% de la unidad de negociación propuesta debido al sindicato.

Reuters no pudo obtener una copia del presunto correo electrónico ni determinar de forma independiente su veracidad.

(Por Jeffrey Dastin en San Francisco; Editado en español por Juana Casas)