Sindicato policial defiende a oficiales que vieron a hombre ahogarse en Arizona

·4  min de lectura
Hombre que se ahogó en Arizona mientras pedía ayuda a la policía habló con alcalde días antes de morir

Un sindicato de policías de Arizona defendió la decisión de sus oficiales de no salvar a un hombre que se ahogó en Tempe a fines del mes pasado, alegando que no tenían los recursos para realizar el rescate.

Las escalofriantes imágenes de la cámara corporal y una transcripción del incidente ocurrido el 28 de mayo muestran que el agente le dijo a Sean Bickings “No voy a saltar detrás de ti”, momentos antes de que muriera en el Lago Tempe Town. Supuestamente, tres oficiales de policía se quedaron al margen mientras el hombre rogaba que lo ayudaran, antes de ahogarse.

Los restos de Bicking se recuperaron seis horas después.

“Intentar un rescate de tan alto riesgo podría resultar fácilmente en la muerte de la persona en el agua y del oficial, que podría ser jalado hacia abajo por un adulto en apuros”, argumentaron el lunes los representantes de la Asociación de Oficiales de Tempe.

“Los oficiales están entrenados para llamar al Departamento de Bomberos ... o tomar el bote de la Policía de Tempe. Eso es lo que los oficiales hicieron aquí”.

El sindicato policial agregó que los oficiales no reciben capacitación en rescate acuático y no tienen equipo para ayudar a las personas que se están ahogando.

Sin embargo, el “dolor del incidente refleja el dolor de nuestra comunidad”, aseguró el sindicato, y agregó: “Nadie quería que este incidente terminara como lo hizo”.

Las autoridades han puesto a los tres agentes presentes en la escena en baja administrativa con goce de sueldo tras iniciar una investigación.

“La Policía de Tempe está realizando su investigación sobre la muerte en el caso de Sean Bickings primero. Esto podría tardar muchas semanas debido a la necesidad de esperar los resultados del médico forense y de toxicología. Tras la investigación del departamento sobre la muerte, el Departamento de Seguridad Pública de Arizona revisará la investigación también”, dijeron las autoridades de la ciudad en un comunicado.

”La Ciudad de Tempe y la Policía de Tempe están examinando los protocolos de respuesta acuática y las necesidades de equipos para los oficiales, así como la colocación de equipos de rescate alrededor de los cuerpos de agua. Se dará a conocer más información tan pronto como esté disponible”.

Los agentes de policía fueron llamados al puente peatonal Elmore en Tempe la mañana del 28 de mayo por un altercado entre una pareja.

Al llegar al lugar, la policía fue informada de que no se había producido ningún altercado físico. Luego, los oficiales le dijeron a la pareja que estaban revisando sus nombres en una base de datos para verificar si había órdenes de arresto pendientes.

En ese momento, se ve a Bickings en las imágenes de la cámara corporal diciéndole a la policía que “va a nadar”.

“Voy a nadar. Soy libre de irme, ¿verdad?”, se escucha decir a Bickings.

“No tiene permitido nadar en el lago”, le dijo uno de los oficiales, pero Bickings saltó al agua debajo del puente y comenzó a alejarse nadando.

Pero los oficiales de policía no hicieron ningún movimiento para sacar a Bickings del agua y discutieron “cuán lejos” lograría alejarse a nado.

Las imágenes de la cámara corporal solo fueron divulgadas en parte por los funcionarios de la ciudad. La parte del momento específico en que Bickings se ahoga fue reservada. Las autoridades dijeron que el resto de las imágenes eran “sensibles” por lo que se publicó una transcripción parcial de las imágenes.

En la transcripción, la policía dijo que el hombre de 34 años rogó a los oficiales diciendo “ayúdenme” y dijo repetidamente que se “iba a ahogar”.

Entonces uno de los oficiales le preguntó: “Entonces, ¿cuál es tu plan en este momento?”.

“Me voy a ahogar”, respondió, pero el mismo oficial desestimó sus preocupaciones y dijo “no, no es cierto”.

Otro oficial le pidió que “al menos vaya al pilón y aguante”.

“Me estoy ahogando”, insistió Bickings a la policía, pero los agentes le dijeron de nuevo que “regresara al pilón”.

Bickings luego dijo: “No puedo. No puedo” y el oficial se negó a meterse al agua para ayudarlo. “Bueno, no voy a saltar detrás de ti”, continuó el oficial.

Tanto Bickings como su esposa suplicaron a la policía que los ayudara. “Por favor, ayúdenme. Por favor, por favor, por favor”, rogó Bickings. Su esposa les reclamó: “se está ahogando frente a ustedes y no ayudan”.

No está claro cuánto tiempo pasó antes de que Bickings se ahogara.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.