El sindicato del motor de EE.UU. confirma su acuerdo con Ford para acabar con la huelga

Washington, 25 oct (EFE).- El sindicato United Auto Workers (UAW) confirmó en la noche del miércoles un "histórico" acuerdo provisional con Ford para acabar con la huelga que afecta en Estados Unidos al fabricante del óvalo azul, General Motors (GM) y Stellantis desde el 15 de septiembre.

El presidente de UAW, Shawn Fain, realizó el anuncio en un mensaje colgado en las redes sociales en el que aseguró que el acuerdo fue posible después de que en los últimos días el sindicato declarase paros en las tres plantas más rentables de General Motors (GM), Ford y Stellantis, los Tres Grandes de Detroit.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aplaudió el acuerdo entre UAW y Ford en un comunicado en el que afirmó que proporciona "un aumento récord a los trabajadores del automóvil que han sacrificado tanto para asegurar" que los Tres Grandes de Detroit "puedan seguir liderando el mundo".

"Esta acuerdo provisional es un testimonio del poder del trabajo conjunto de patrones y empleados para solucionar sus diferencias en la mesa de negociación de manera que ayude a las empresas a tener éxito y a los trabajadores a asegurar salarios y prestaciones con los que sacar adelante una familia y jubilarse con dignidad y respeto", añadió el mandatario.

Por su parte, el consejero delegado de Ford, Jim Farley, mostró su satisfacción en un comunicado y dijo que la empresa estaba ahora concentrada en la vuelta al trabajo de 20.000 empleados para reactivar las plantas de montaje Kentucky, Míchigan y Chicago.

El acuerdo provisional había sido adelantado poco antes del anuncio oficial por la prensa estadounidense.

"En el día 40 de nuestra huelga alcanzamos un acuerdo histórico", declaró Fain. Según el sindicato, el acuerdo con Ford garantiza un aumento salarial del 25 % en los próximos cuatro años, más que todos los incrementos obtenidos entre 2001 y 2022.

Además, Ford ha ofrecido compensar el aumento del coste de la vida durante la duración del convenio colectivo lo que, junto con el incremento salarial, permitirá que un nuevo empleado de la compañía gane un 68 % más mientras que los que ya reciben la paga máxima ganarán un 33 % más.

El acuerdo, que tiene que ser ahora ratificado por los trabajadores de Ford antes de que sea definitivo, establece los mínimos de lo que ahora exigirá UAW a GM y Stellantis para poner punto final a la huelga que afecta a sus plantas.

"Solicitamos a todos los trabajadores en huelga de Ford que vayan a trabajar mientras votamos el acuerdo provisional. Volvemos a trabajar a Ford para mantener la presión en Stellantis y GM. Lo último que quieren es que Ford vuelva a producir mientras ellos se quedan atrás", declaró Chuck Browning, vicepresidente de UAW.

(c) Agencia EFE