Sindicato de GM en México perdía en cuestionada votación de contrato colectivo: informe

·4  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Vista de la entrada a la planta de General Motors en Silao

Por Daina Beth Solomon

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) -Trabajadores de General Motors en México estaban en camino de cancelar el contrato negociado por uno de los sindicatos más grandes del país, votado en abril, que condujo a una queja de Estados Unidos bajo el nuevo acuerdo comercial regional TMEC, mostró un informe del gobierno mexicano.

El miércoles, la administración Biden pidió una investigación sobre las acusaciones acerca de que fueron negados los derechos de los trabajadores en la planta de camionetas pickup de GM en Silao, en el centro de México, durante la votación para ratificar el contrato colectivo que mantienen con la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo el jueves que aceptó las recomendaciones de Estados Unidos para asegurar de que no hubiera fraude en las votaciones sindicales y destacó que se habían detectado muchas irregularidades en la votación dirigida por el sindicato en GM.

La CTM, alineada con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) que gobernó México durante décadas, es uno de varios sindicatos tradicionales acusados ​​por trabajadores y activistas de anteponer los intereses empresariales a los derechos de los empleados.

Un informe de la Secretaría del Trabajo sobre la votación, revisado por Reuters, muestra que 1,784 trabajadores votaron en contra de mantener el contrato de la CTM, mientras que 1,628 votaron a favor de mantenerlo.

Las acusaciones de interferencia, incluidas las conclusiones de la secretaría de que algunas boletas en blanco en poder del sindicato se redujeron a la mitad, han levantado sospechas entre algunos activistas y expertos de que la CTM podría haber estado encaminada hacia una derrota más profunda.

Una nueva votación, que la Secretaría del Trabajo ordenó se llevara a cabo en un plazo de 30 días, podría resultar en un margen más amplio en contra de mantener el contrato actual, especialmente si más trabajadores apáticos o temerosos de votar acuden a la segunda vez, dijo Alfonso Bouzas, académico laboral de la Universidad Nacional Autónoma de México.

El portavoz nacional de CTM, Patricio Flores, dijo que el sindicato apoya el acuerdo comercial regional y que está a favor del cumplimiento de la ley y de todo aquello que "no dañe las inversiones en México".

El sindicato no impugnó el recuento de votos en el informe de la Secretaría del Trabajo, pero pidió una investigación sobre el procedimiento en disputa antes de realizar la segunda votación.

"Se debe escuchar la voz de todos esos trabajadores y no dejarse influir en estos momentos por la presión de sindicatos de Estados Unidos y Canadá", dijo la CTM en un comunicado.

"NO PARECE CORRECTO"

El documento del ministerio mostró que poco más de la mitad de los 6,494 trabajadores elegibles para votar lo hicieron en el primero de los dos días de votación, antes de que los inspectores de trabajo encontraran las papeletas destruidas y detuvieran el proceso.

Si los trabajadores de GM cancelan su contrato colectivo, la CTM o un nuevo sindicato podrían negociar nuevos términos.

Muchos contratos de este tipo en México consisten en acuerdos entre sindicatos y empresas sin la aprobación de los trabajadores, un factor que ha mantenido los salarios mexicanos por hora muy por debajo de los de Estados Unidos.

El remozado acuerdo comercial entre Canadá, Estados Unidos y México, que entró en vigencia el año pasado y reemplazó al tratado de 1994, busca fortalecer los derechos de los trabajadores en México.

GM ha dicho que respeta los derechos de sus empleados para tomar decisiones sobre la negociación colectiva y que no estuvo involucrado en ninguna presunta violación laboral. La firma se negó a comentar sobre el informe de la Secretaría del Trabajo.

La automotriz dijo que busca alejarse del antiguo sistema que permitía a las empresas en México ser omisas sobre los derechos de los trabajadores, dijo Jerry Dias, jefe del mayor sindicato del sector privado de Canadá, Unifor.

"Las reglas están cambiando y una empresa como GM no va a ser atrapada", dijo el líder sindical, añadiendo que esperaba monitorear personalmente la nueva votación en Silao.

Ahora se requieren votos de ratificación de esos contratos debido a una reforma laboral de México de 2019, que sustenta el renovado tratado de libre comercio de Norteamérica, para garantizar que los trabajadores no estén sujetos a convenios que puedan haber sido firmados a sus espaldas.

Trabajadores de otras plantas también han protestado contra la CTM, que tiene 85 años y representa a 4.5 millones de trabajadores, incluso en la ciudad fronteriza de Matamoros y en Goodyear Tire & Rubber Co.

(Traducido por Abraham González y Ana Isabel Martínez. Editado por Adriana Barrera)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.