El mayor sindicato de Alemania consigue una subida salarial y evita la huelga

El mayor sindicato de Alemania consiguió este viernes un acuerdo para subir los salarios de un 8,5% en el sector de la electrometalurgia, lo que permitirá evitar una gran huelga en la primera economía de Europa.

El pacto sellado entre la patronal y el sindicato IG Metall en el estado de Baden-Wurtemberg (sur) será seguido de cerca en todo el continente en un contexto de subida de los precios de la energía debido a la invasión rusa de Ucrania.

La subida salarial deberá aplicarse a más de 3,9 millones de trabajadores y se implementará en dos fases, la primera en 2023 y la segunda en 2024, indicó IG Metall en un comunicado tras semanas de negociaciones.

El acuerdo también incluye un pago de 3.000 euros (3.100 USD) para hacer frente a la inflación, que superó en octubre el 10% en ese país, la más alta desde principios de la década de 1950.

"Los empleados tendrán pronto mucho más dinero en sus bolsillos, y de forma permanente", se congratuló Jörg Hofmann, presidente del poderoso sindicato.

En un primer momento, IG Metall -- cuyos miembros pertenecen a sectores clave como el automóvil o la electrónica-- pidió un aumento del 8% en 12 meses, su mayor reivindicación desde 2008.

Pero los empleados aumentaron la presión a través de manifestaciones y "huelgas de advertencia" a finales de octubre. Estos paros de duración limitada suelen acompañar las negociaciones salariales en Alemania.

Si no se alcanzaba un acuerdo, el país se enfrentaba a huelgas más amplias de 24 horas.

La patronal, que en un principio consideró poco realista la reivindicación, vio que el riesgo era demasiado grande. "Un conflicto social habría causado un daño aún mayor", dijo Gesamtmetall en un comunicado.

smk-sr/hmn/rl/sag/eg