Sinagoga del sur de la Florida impugna prohibición del aborto tras 15 semanas en la Florida

·3  min de lectura
John Raoux/AP

Una congregación judía del sur de Florida impugnó una nueva ley estatal que bloquea los abortos después de las 15 semanas de embarazo, alegando que infringe los derechos de privacidad y libertad religiosa.

La demanda, presentada el viernes en el tribunal de circuito del Condado León por la Congregación L’Dor Va-Dor, tiene por fin bloquear la ley para que no entre en vigor el 1 de julio. Las clínicas de abortos también presentaron una demanda este mes en el Condado León desafiando la constitucionalidad de la restricción.

Ambos casos incluyen alegaciones de que la ley, promulgada por el gobernador Ron DeSantis en abril, infringe un derecho de privacidad en la Constitución de la Florida que ha jugado durante mucho tiempo un papel fundamental en los casos de aborto en el estado.

Pero la demanda presentada el viernes por la congregación de Boynton Beach también sostiene que la ley infringe los derechos de libertad religiosa.

“Para los judíos, toda vida es valiosa y, por tanto, la decisión de traer una nueva vida al mundo no se toma a la ligera ni se determina por decreto estatal”, dice la demanda. “En la ley judía, el aborto es necesario para proteger la salud, el bienestar mental o físico de la mujer, o por muchas otras razones no permitidas por la ley [la nueva ley]. Como tal, la ley prohíbe a las mujeres judías practicar su fe libre de la intrusión del gobierno y, por lo tanto, infringe sus derechos de privacidad y la libertad religiosa”.

La demanda también decía que los miembros de la congregación y otras personas que “no comparten los puntos de vista religiosos reflejados en la ley sufrirán ... un daño irreparable al ver infringida su libertad religiosa según la Constitución de la Florida”.

“No respetar la separación de la Iglesia y el Estado, como tantas otras leyes en otros países a lo largo de la historia, amenaza a la familia judía, y por lo tanto también amenaza al pueblo judío al imponer las leyes de otras religiones a los judíos”, decía la demanda.

El límite del aborto de 15 semanas fue uno de los temas más controversiales del período de sesiones legislativas de este año y ocurrió mientras la Corte Suprema federal analiza la constitucionalidad de una ley similar de Mississippi. Un proyecto de opinión filtrado en el caso de la Corte Suprema indicaba que los jueces podrían usarlo para anular la histórica decisión sobre el aborto en el caso Roe v. Wade.

Cuando DeSantis promulgó el proyecto de ley, celebró un evento en una iglesia de Kissimmee, con pantallas que mostraban el mensajeLa Florida protege el derecho la vida”.

“Estamos aquí para proteger la vida. Estamos aquí para defender a los que no pueden defenderse”, dijo DeSantis.

La ley impide a los médicos realizar abortos después de las 15 semanas, según el primer día del último período menstrual de la mujer. Incluye exenciones limitadas, como en circunstancias en las que los médicos certifican que el aborto es necesario para salvar la vida de las embarazadas.

La demanda presentada el viernes nombra como demandados a DeSantis y a otros funcionarios estatales. Ha sido asignada a la jueza de circuito Layne Smith. El otro caso presentado el 1 de junio por las clínicas de aborto está pendiente ante el juez de circuito John Cooper.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.