Silvio Berlusconi fue internado de urgencia en Mónaco por problemas cardíacos

Elisabetta Piqué
·2  min de lectura

ROMA.- Mientras Italia se encuentra sumida en una enésima crisis que puso al borde del precipicio a Giuseppe Conte, el mundo político quedó impactado por la noticia de que el cuatro veces expremier, Silvio Berlusconi, magnate de los medios y jefe del partido Forza Italia, de 84 años, debió ser internado de urgencia en el Principado de Mónaco tras sufrir problemas cardíacos.

La noticia fue confirmada por su médico personal, Alberto Zangrillo, que contó a los medios locales que fue él quien decidió la internación de Berlusconi después de visitar a su ilustre paciente, que se encontraba en la casa de su hija mayor, Marina, en el sur de Francia.

"Fui personalmente a verlo el lunes y después de examinarlo, decidí su internación urgente en el centro cardiológico del Principado de Mónaco porque consideré no prudente trasladarlo a Italia", dijo el médico.

En medio de la pandemia, Italia se hunde en otra crisis política

Berlusconi, que en junio de 2016 tuvo una importante cirugía a corazón abierto, se encontraba en Chateaun-euf-de Grasse, Valbonne, localidad que se encuentra a unos 35 kilómetros de Niza, en lo de su primogénita.

Según la oficina de prensa de Forza Italia, Berlusconi debería volver "en pocos días" a su residencia de Milán. El vicepresidente de su partido, Antonio Tajani, adelantó que lo mantenía informado sobre a evolución de la crisis políticos y aseguró que incluso él mismo iba a hablar esta noche por teléfono con sus colegas de los partidos de la coalición de derecha, Matteo Salvini, de la Liga y Giorgia Meloni, de Hermanos de Italia, para ponerse al día.

En septiembre del año pasado Berlusconi tuvo coronavirus después de haber pasado vacaciones en la isla de Cerdeña y debió ser internado por una incipiente neumonía bilateral, de la que se recuperó. Entonces, también sus hijos Luigi, Barbara y Marina resultaron positivos.