Silvia Pinal y el selecto grupo de homenajeados en Bellas Artes

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 19 (EL UNIVERSAL).- Considerado como el máximo lugar para la cultura en México, el Palacio de Bellas Artes ha sido termómetro para saber quiénes han sido, ya sea en vida o fallecidos, íconos para la sociedad en todos sus ámbitos.

El próximo día 29, Silvia Pinal sumará su nombre a la pequeña lista de artistas en cine, televisión, teatro y música que han contado con reconocimiento, en este caso impulsado desde el gobierno federal.

"Es un regalo maravilloso y no pido más, sería una grosería de mi parte", dijo la actriz nonagenaria el mes pasado, en un encuentro con la prensa.

¿Quiénes han sido también objetos de homenaje en el recinto que en septiembre cumplirá 88 años? Aquí te decimos.

En vida

Ignacio López Tarso

En agosto de 2006 el actor de Macario recibió la Medalla de Oro Bellas Artes en el mismo sitio donde, recordó, hizo sus pininos con una obra de Shakespeare. Relató que previamente alguien le había dicho que aprovechara ese momento para anunciar su retiro y él sólo se rio. En 2014, a días de que se le rindiera otro homenaje, este fue cancelado.

Carmen Montejo

En 2005, por sus 80 años de edad, Carmen Montejo recibió homenaje en la sala Manuel M. Ponce. "El nombre nació aquí en 1943, porque me quité el de María Teresa Montoya", dijo en esa ocasión la actriz de origen cubano. Ahí estuvieron representantes del INBA, la Sociedad de Escritores, la Asociación Nacional de Actores y la de Intérpretes. A su muerte, en 2013, los restos de la actriz de "Nosotros los pobres" y "Aventuras en el tiempo", fueron despedidos en el lobby de Bellas Artes.

De forma póstuma

Mario Moreno "Cantinflas"

El "Mimo de México" falleció en 1993 y luego de estar en las instalaciones de la Asociación Nacional de Actores, fue trasladado al Palacio donde hasta Carlos Salinas de Gortari, presidente de México, montó guardia de honor.

María Félix

El mismo día que "La Doña" cumpliría 88 años, falleció de un infarto en su hogar de Polanco. Era la mañana del 8 de abril de 2002 y ya por la noche, su cuerpo se encontraba en el recinto cultural, permaneciendo abierto toda la madrugada para el público. Salma Hayek y Vicente Fox, mandatario mexicano, asistieron a rendirle homenaje. Estuvo casi un día.

Juan Gabriel

El Divo de Ciudad Juárez supo lo que era cantar en el recinto. Ahí grabó un disco en los 90, luego en 2005 con la presencia de Vicente Fox, presidente mexicano y en 2013, al celebrar cuatro décadas de carrera. En 2016, a su muerte, Enrique Peña Nieto giró instrucciones para que sus restos mortales estuvieran ahí para despedirlo. Luego hubo una versión de que los miles de visitantes al velorio, sólo rindieron homenaje a una caja vacía, pues sus cenizas se encontraban en otro lugar.

José José

Con las canciones interpretadas a coro por sus fans, quienes prácticamente llenaron la explanada del Palacio, "El Príncipe de la Canción" fue despedido en septiembre de 2019. Había muerto en Miami, por lo que pasó una semana para que sus restos llegaran a la Ciudad de México. Se dispuso de una pantalla en el exterior para que el público siguiera las incidencias de un concierto-homenaje.

Roberto Cantoral

El autor de "El reloj" y "La barca" tuvo su sitio reservado en el céntrico inmueble. Su hija, la actriz Itatí, así como los compositores Armando Manzanero y Felipe Gil, fueron algunos de quienes estuvieron durante las dos horas que estuvo su féretro en el lugar. Algunos admiradores llegaron a poner arreglos florales.

Joaquín Cordero

En 2013, los restos del actor de "Pepe el Toro" y "Yo soy gallo donde quiera", fueron homenajeados con la presencia de la Primera Dama de México, Angélica Rivera. Los hijos del actor reconocieron que su papá no habría pedido jamás ser reconocido ahí, pero el público mandaba y quería estar con él en sus últimas horas sobre la tierra.

Pedro Armendáriz Jr.

Dos semanas después de su fallecimiento, Pedro Armendáriz Jr. fue homenajeado en Bellas Artes. ¿La razón? Murió a fines de diciembre, cuando todos estaban de vacaciones y se tuvo que preparar todo con la familia. Era enero de 2012.