Silvia Pinal sale del hospital y regresa a su casa

CIUDAD DE MÉXICO, abril 30 (EL UNIVERSAL).- "Sí, ¡soy un roble!, ¡ojalá también un ahuahuete!", bromea Silvia Pinal desde su hogar, luego de ser dada de alta la tarde de este jueves del hospital donde estuvo casi una semana.

La actriz y productora fue operada de una fractura de cadera el pasado viernes, luego de haber sufrido la lesión al troperzarse con la alfombra de su recámara.

Al día siguiente ya caminba y ahora mismo se apresta a comer, dice, mole, frijoles y tortillas.

"¡Estoy sana y feliz de regresar a mi casa!", exclama del otro lado de la línea telefónica.

"Mañana voy a ver de nuevo al doctor y no me ha mandado a hacer nada, lo que pasa es creo la cadera tiene que cicatrizar, no sé, pero me siento muy bien", añade.

Agradece a la gente que estuvo pendiente de su estado de salud y ya desea volver a trabajar, estudiando algunos proyectos que le han ofrecido en teatro.

"Ya quiero trabajar, trabajar, trabajar, agradezco a todos los que me han llamado para eso", expresa.

Durante su estancia en el hospital Pinal, de 88 años, estuvo acompañada de su hijo Luis Enrique Guzmán.

Su hija, la también actriz Sylvia Pasquel, no estuvo por recomendación médica, ya que por su edad podría ser riesgoso trasdaladarse de Acapulco a la Ciudad de México, por la actual contingencia sanitaria.