Siguen protestas en islas griegas por plan para migrantes

ELENA BECATOROS
Habitantes del poblado de Mitelene, en la isla de Lesbos, Grecia, extienden un paro de labores de 24 horas el jueves 27 de febrero de 2020. Por cuarto día consecutivo, los manifestantes se congregaron en las islas griegas de Lesbos y Chios para protestar contra los planes del gobierno de construir nuevos centros de detención de migrantes. (AP Foto/Michael Varaklas)

ATENAS (AP) — Por cuarto día consecutivo, los manifestantes se congregaron el jueves en las islas griegas de Lesbos y Chios para protestar contra los planes del gobierno de construir nuevos centros de detención de migrantes.

Las protestas suceden en medio de crecientes tensiones y ocasionales incidentes violentos en las islas del este que se han convertido en el principal punto de llegada de decenas de miles de personas que buscan mejores condiciones de vida en países de la Unión Europea.

Tiendas y servicios cerraron sus puertas en Lesbos una vez que los trabajadores extendieron por segundo día en fila un paro de labores que inicialmente fue planeado para 24 horas como parte de las protestas. Los alcaldes de Lesbos, Chios y la isla cercana de Samos tienen programado reunirse con el primer ministro Kyriakos Mitsotakis en Atenas para discutir la situación.

El miércoles, las protestas se tornaron violentas cuando cientos de manifestantes agredieron a policías que custodiaban los sitios de construcción de los futuros nuevos campamentos de retención de migrantes en Chios y Lesbos. Otras personas grupo también sitiaron durante horas un campamento del ejército en Lesbos en el que se hallaban grupos antimotines.

Las autoridades indicaron que 43 policías resultaron lesionados durante los incidentes en Lesbos, y otros nueve en Chios, donde una multitud irrumpió en un hotel que es utilizado por la policía antimotines y golpeó a los agentes que descansaban en sus habitaciones.

El gobierno ha señalado que retirará a muchos de los policías antimotines que fueron desplegados en las islas a inicios de esta semana. Pero insiste en que seguirá adelante con los planes para hacerle frente a la llegada de inmigrantes, que incluyen la construcción de nuevos centros de retención, la aceleración de los procedimientos de asilo y deportaciones y el reforzamiento de los controles en sus fronteras.

“Es el único plan que puede ser implementado”, afirmó Mitsotakis en sus primeras declaraciones durante una reunión con su gabinete el jueves.