Siguen las muestras de respeto a Bryant con las lágrimas de O'Neal como protagonista

Houston (EE.UU.), 29 ene (EFE).- La NBA decidió posponer el partido entre los Lakers de Los Ángeles contra los Clippers como una muestra de respeto al exescolta estelar del primero de ellos, Kobe Bryant, quien el domingo perdió la vida en un accidente de helicóptero, junto a su hija Gianna Maria (Gigi), de 13 años.

A dos días de su deceso, las muestras de respeto siguen manifestándose en toda la liga, y la jornada de la NBA del martes no fue la excepción y entre todas las expresiones de respeto y recuerdos, las lágrimas de su excompañero, el expívot Shaquille O'Neal, con quien consiguió tres títulos de liga en los Lakers, fue el que acaparó la mayor atención en la televisión y redes sociales.

O'Neal, la pasada noche, desde el Staples Center, entre lágrimas admitió que jamás se podría haber imaginado algo como la muerte de Bryant, mientras recordaba a su excompañero de equipo como un gran jugador, con el que al final superó sus diferencias e intercambiaban mensajes de texto.

Los comentarios de O'Neal llegaron al comienzo del programa previo al que hubiese sido el segundo partido de la jornada que trasmitiese la cadena de televisión TNT, que tendría que haber sido el Lakers contra Los Angeles Clippers.

Pero la NBA, en conformidad con los Clippers, aceptó la petición de los Lakers de que fuese aplazado y se reprogramase posteriormente.

O'Neal, que antes de la tragedia de Bryant había perdido también a una hermana, reconoció estaba demasiado devastado por todo lo sucedido y consideró que la información de la muerte de la "Mamba Negra", en un principio se trataba de algo que no "podía" ser real.

O'Neal estaba trabajando con miembros de la familia cuando recibió la noticia y esperaba que no fuera cierto.

"Estaba pensando el otro día que nunca había visto algo así. Todos los ídolos del baloncesto que fueron mi referencia mientras crecía, los veo, aunque estén más mayores", comentó O'Neal, quien también reconoció que tenían personalidades muy distintas.

Esa realidad hizo que al final se enfrentasen abiertamente, y los Lakers tuvieron que decidir con quien quedarse para hacerlo con Bryant, además de evitar que O'Neal se fuese con su rivales vecinos de Los Angeles Clippers.

O'Neal al final acabó con los Heat de Miami a los que ayudó a conseguir un título de liga, mientras que Bryant, con la llegada del pívot español Marc Gasol logró otros dos más como figura única de los Lakers.

Eventualmente arreglaron su relación y O'Neal dijo que enviaban mensajes de texto con frecuencia, aunque también admitió que en realidad no había visto a Bryant desde el último día de su carrera en el 2016.

O'Neal comentó que le dijo a Bryant que anotara 50 puntos y la "Mamba Negra" respondió con 60 tantos frente a los Jazz de Utah.

Pero ahora, O'Neal ya es consciente que no podrá hacerle más bromas sobre los títulos ganados, ni tampoco que se cuestionen si de haber permanecido juntos hubieran podido alcanzar la decena.EFE

rm/og

(c) Agencia EFE