OIEA tendrá "panorama completo" de Zaporiyia en días

·3  min de lectura

ZAPORIYIA, Ucrania (AP) — Los combates se intensificaron el viernes cerca de la planta nucleoeléctrica de Zaporiyia, en el este de Ucrania, mientras los expertos de la agencia de supervisión nuclear de Naciones Unidas expresaban su preocupación por la “integridad física” de la instalación, pero sin culpar a ningún bando.

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, dijo que espera elaborar un informe “a principios de la próxima semana, tan pronto como tengamos el panorama completo de la situación durante el fin de semana, más o menos”.

Tras regresar de la central nuclear de Zaporiyia, Grossi declaró a los periodistas en Viena que el martes informará al Consejo de Seguridad de la ONU.

“La actividad y las operaciones militares están aumentando en esa parte del país, y esto me preocupa mucho”, indicó. “Es evidente que existe la posibilidad estadística de que se produzcan más daños físicos”.

Señaló que los ataques con artillería comenzaron en agosto y que “se trata claramente de una tendencia más reciente”, pero no atribuyó la culpa de los daños que se han producido hasta ahora.

El director del organismo de supervisión nuclear de Ucrania, Oleh Korikov, dijo que a las autoridades ucranianas les gustaría que hubiera “acciones y declaraciones más decididas” por parte de los inspectores del OIEA. “Pero esperemos a que termine la misión”, añadió.

Las autoridades locales designadas por Rusia afirmaron el viernes que el personal de la planta reinició un reactor clave pocas horas después de que el día anterior un ataque con proyectiles obligara a apagarlo. El operador de energía nuclear de Ucrania, Energoatom, confirmó en su canal de Telegram que el reactor reactivado había sido conectado de nuevo a la red eléctrica.

Aleksandr Volga, el alcalde de Enerhodar, donde se encuentra la planta de Zaporiyia, dijo a la agencia de noticias Interfax que la instalación tenía ahora dos reactores en funcionamiento, de un total de seis.

El director del Consejo de Seguridad Nacional ucraniano, Oleksiy Danilov, también dijo que las autoridades ucranianas no estaban completamente al tanto de la situación dentro de la planta por ahora, a pesar de la presencia del equipo del OIEA.

En una entrevista con The Associated Press, Danilov dijo que Kiev no sabía si la planta podría haber sido minada por los rusos, y añadió: “Quiero subrayar que esto es un desafío para todo el mundo, cómo conseguir que esta instalación nuclear no sea peligrosa”.

Rusia y Ucrania intercambiaron acusaciones por el ataque con proyectiles que provocó el jueves el apagado temporal del reactor. Energoatom dijo que el ataque dañó una línea de suministro de energía de reserva utilizada para las necesidades internas, y que uno de los reactores de la planta que no estaba en servicio fue cambiado a los generadores de diésel.

Los funcionarios de Enerhodar, respaldados por Rusia, afirmaron que las fuerzas rusas habían derribado el viernes un dron ucraniano armado cerca de la planta.

“Los militantes ucranianos, aparentemente, siguen intentando atacar la planta a pesar de que hay empleados del OIEA allí”, dijo el servicio de prensa de la administración municipal en un comunicado.

En su actualización periódica del viernes por la noche, el ejército ucraniano dijo que había llevado a cabo un “ataque de precisión” en Enerhodar, pero no reconoció ni respondió directamente a las afirmaciones de los funcionarios respaldados por el Kremlin. Dijo que el ataque destruyó tres sistemas de artillería, un depósito de municiones y una compañía de personal.

___

Joanna Kozlowska en Londres y Geir Moulson en Berlín contribuyeron a este despacho.