Siguen cayendo los hospitalizados con coronavirus en Portugal

Agencia EFE
·2  min de lectura

Lisboa, 24 abr (EFE).- El número de hospitalizados con coronavirus en Portugal siguió cayendo este sábado hasta el nivel más bajo desde el 4 de septiembre, en una jornada en la que se notificaron dos muertes y 567 contagios.

Según el último boletín de la Dirección General de Salud (DGS), hay 342 personas hospitalizadas con covid-19, 42 menos que el dato del día antes y el más bajo desde principios de septiembre.

De ese total, 98 están en unidades de cuidados intensivos, los mismos que el viernes.

El país, que tiene algo más de 10 millones de habitantes, suma desde que empezó la pandemia 833.964 casos confirmados del virus, de los que más de 24.600 están activos, y 16.959 muertos.

Portugal se encuentra bajo estado de emergencia, el nivel de alerta más alto, al menos hasta el próximo día 30, y desarrolla actualmente la tercera y penúltima fase de su desescalada, que comenzó el lunes.

Tras un confinamiento general que empezó el 15 de enero para atajar una durísima tercera ola, el país empezó a abrirse "a cuentagotas" el 15 de marzo en varias fases.

Este lunes regresaron en todo el país a clase presencial los alumnos mayores de quince años --los menores ya las habían recuperado--, así como universitarios.

Además, en casi la totalidad del territorio abrieron cines, teatros y salas de espectáculos, todas las tiendas y centros comerciales, y los restaurantes, que hasta ahora apenas podían atender clientes en terrazas, ya pueden hacerlo en el interior.

DESCONFINAMIENTO CONTROLADO

Aunque desde que se empezó a desconfinar ha habido un leve repunte en algunos de los indicadores, principalmente respecto a los contagios, Portugal se mantiene dentro de los niveles marcados por los expertos.

Los datos más recientes arrojan una incidencia a 14 días de 72,1 casos por 100.000 habitantes, mientras que el índice de transmisión Rt, que mide el número de personas que contagia un infectado, está en 0,98.

Está previsto que la última fase de la desescalada arranque el 3 de mayo, siempre y cuando la situación epidemiológica se mantenga estable.

Todavía se desconoce si el estado de emergencia se alargará más allá del 30 de abril, medida que parte de la iniciativa del presidente, Marcelo Rebelo de Sousa, que ya manifestó su voluntad de que no tenga que renovarse pero matizó que todo dependerá de la evolución del virus.

El país está acelerando la vacunación y ya hay 774.170 personas con la pauta de vacunación completa y otras 1.308.198 con la primera dosis.

Portugal tiene como objetivo que el 70 % de su población esté inmunizada a finales de verano.

El secretario de Estado de Salud, António Lacerda Sales, señaló esta semana que será entonces cuando se podrá empezar a aliviar medidas: "Gradual y progresivamente podremos volver a nuestra vida normal", dijo.

(c) Agencia EFE