Qué significa para los mercados la política oficial en materia de deuda

·4  min de lectura
El ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció la decisión de hacer un pago parcial al Club de París para evitar el default
Prensa Min. de Economía

El Gobierno evitó el default con el Club de Paris acordando un pago parcial de US$430 millones, de un total de US$2400 millones que vencían. Así, extiende el plazo para terminar de pagar el total de la deuda hasta marzo de 2022.

¿Qué implica esta noticia para el mercado? En el corto plazo ayuda a aliviar el panorama cambiario, pero no deja de ser una solución parcial para ganar algo de tiempo. Las negociaciones con los organismos multilaterales se dejan para después de las elecciones y, con ello, también las exigencias que puedan venir en términos de equilibrios macroeconómicos. Así, no hubo casi reacción en el mercado y la recuperación de los bonos globales va perdiendo impulso en lo que va de este mes de junio. En tanto, la curva soberana en dólares sigue descontando un evento crediticio a partir del 2023, con el índice de probabilidades de default en torno al 68%.

Chaco restructuró su deuda, ¿y la provincia de Buenos Aires?

La provincia del Chaco finalmente reestructuró de forma exitosa su deuda, con una adhesión del 93,3% de los acreedores. El nuevo título con vencimiento a cuatro años comienza a amortizar a partir de febrero de 2024 en nueve pagos casi iguales (un primer pago del 11,12% y el resto, del 11,11%). Además, se establece una nueva estructura de cupones step-up, pasando del 3,50% inicial hasta llegar a un 8,25% a partir de febrero de 2024.

La Rioja, en tanto, todavía busca un acuerdo desde fines de febrero, mientras que la provincia de Buenos Aires no avanza en las negociaciones. ¿Dónde estamos parados? El equipo del gobernador Axel Kicillof transita la extensión número 19 de su propuesta con fecha limite para el próximo viernes. Las conversaciones se complicaron en los últimos días semana y las partes no logran achicar las diferencias (que son pocas). Por lo que, de no llegar a un acuerdo, podría intensificarse el proceso judicial ante la Corte de Nueva York.

Se mantiene el atractivo en la curva CER

Entre las opciones en pesos, el interés por los títulos que ajustan por CER se mantiene, más allá del último dato de inflación. El Índice de Precios Minoristas de mayo resultó menor a lo esperado (3,3% versus el 3,6% estimado) y eso impulsó una cierta demanda transitoria de títulos a tasa fija. De todas maneras, con expectativas inflacionarias de largo plazo tan altas, el ajuste por CER mantiene su atractivo e incluso se ubica por sobre las estrategias dólar linked.

Con respecto a la inflación, se espera que continúe moviéndose por encima del ritmo de devaluación actual. Las expectativas de inflación a 12 meses alcanzan niveles máximos de 51%, mientras que el Banco Central mantiene pisado el crawling-peg en torno al 14,7% (TNA promedio del mes). La clave esta semana: el Tesoro afronta una nueva prueba para renovar el grueso de los vencimientos de junio, que alcanzan unos $244.000 millones.

La industria de fondos, vinculada a la inflación

Según nuestro análisis, más de 60 fondos en la industria mantienen en cartera una proporción en activos CER mayor al 50%, ya sea para el armado de sintéticos o para alcanzar tasas reales positivas. En promedio, la mayor ponderación (36%) se la llevan los instrumentos de corto plazo (leceres y bonos con vencimiento este año), seguidos por el tramo 2022 (14%).

En cuanto a rendimientos, y mientras que, los fondos MM o de renta fija en pesos de corto plazo mantienen tasas reales negativas, los fondos CER han sido los grandes ganadores. Superando incluso a los dólar linked, que se encuentran más rezagados ante una demanda por cobertura que tarda en aparecer. Aquí, a la hora de elegir donde posicionarnos, es muy importante considerar las distintas estrategias de los fondos, pudiendo entender que mientras más corta es la duración del portfolio, la volatilidad y el riesgo se reducen.

Powell trae calma a los mercados del mundo

La economía norteamericana sigue mostrando signos de recuperación. El PBI se recupera de la mano del consumo y se espera un crecimiento del 7% este año. Los PMI preliminares de junio siguen avanzando, con el índice manufacturero alcanzando un récord de 62,6 puntos (versus la estimación de 61,5 puntos).

Estos números alimentan las presiones sobre el nivel de precios, pero Wall Street mantiene la calma. ¿La razón? El tono de Powell en su testimonio ante el Congreso resultó menos ‘hawkish’ de lo esperado y esto trajo cierto alivio al mercado. La US10Y se mantuvo estable en torno al 1,48%, y el spread entre la tasa a 3M y 10Y se ubicó en 140/144 puntos básico, por debajo de los niveles de 160/165 puntos de marzo. El mercado compra (por el momento) la tesis de transitoriedad de la FED, un view que puede ponerse a prueba esta semana con la publicación de los datos de empleo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.