¿Más de un siglo tras las rejas es demasiado? Millones piden que se reduzca sentencia de camionero cubano

·4  min de lectura

Casi cuatro millones de personas han firmado una petición para reducir la sentencia de Rogel Lazaro Aguilera-Mederos, un camionero cubano que fue sentenciado a 110 años de prisión luego de ser hallado por un jurado culpable de un accidente letal en 2019.

El caminonero de 26 años estuvo involucrado en un accidente de 28 vehículos en la Interestatal 70 en Colorado. en el que murieron calcinadas cuatro personas y decenas de otros conductores resultaron heridos.

Los peticionarios no buscan que se elimine la sentencia, sino que se reduzca su severidad, argumentando que el accidente no fue intencional y que la compañía propietaria del camión debería ser responsabilizada también.

Aguilera-Mederos dijo que perdió el control de los frenos del camión que manejaba y chocó contra el tráfico, informó The Denver Channel.

“Este accidente no fue intencional ni fue un acto criminal por parte del conductor”, lee la petición en la plataforma Change.org, que ha acaparado la atención de millones de cibernautas durante los últimos días. “Nadie más que la empresa de camiones para la que él trabajaba debe ser responsable de este accidente”.

Lejos del lugar de los hechos, residentes de Miami también han expresado su apoyo a Aguilera-Mederos.

Emilio Leiva, un amigo de infancia del ahora excamionero, aseguró que Aguilera-Mederos “no es un asesino ni un criminal. Es un joven que vino a Estados Unidos en busca de una vida mejor. Para triunfar. Ha sido un gran trabajador... y esto fue solo un error “, dijo en una entrevista con el canal CBS 4.

Una protesta organizada por varios camioneros en Miami se llevó a cabo el sábado en Krome Avenue y Southwest Eighth Street, informó Telemundo 51. La fecha y el lugar coinciden con una caravana organizada por el cubanoamericano y activista político Alexander Otaola quien convocó a sus seguidores al lugar para una manifestación contra la Administración Biden.

El juez Burce Jones lo condenó a 110 años de prisión tras enfrentar 27 cargos, incluidos cuatro de homicidio vehicular y seis imputaciones de asalto en primer grado, según CBS Denver.

“Acepto y respeto lo que ha dicho el acusado sobre su falta de intención de lastimar a la gente, pero tomó una serie de decisiones terribles, imprudentes”, afirmó el juez Jones, citado por CBS Denver. “Si tuviera la discreción, no sería mi sentencia”.

La sentencia de 110 años para Aguilera-Mederos es el doble de la sentencia que han recibido algunos asesinos en el estado, informó el diario The Denver Post.

“Esta es una sentencia tremendamente excesiva”, opinó Mark Silverstein, director legal de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) de Colorado en una entrevista con The Denver Post.

“Clama por la reforma de las leyes de sentencia. Pero creo que los pedidos de cambio también deben dirigirse al poder de los fiscales, que rara vez se critica pero que en gran medida no se controla. Tienen el poder de decidir quién va a la cárcel y durante cuánto tiempo. Los fiscales deciden los cargos a presentar y deciden qué acuerdos de culpabilidad ofrecer”, agregó el representante de ACLU.

Aguilera-Mederos no tenía antecedentes penales ni rastros de alcohol o drogas cuando ocurrió el accidente, informó su abogado al juez.

Varios factores legales de Colorado influyeron en la extensa sentencia, según explicó Ian Farrell, profesor asociado de la Facultad de Derecho Sturm de la Universidad de Denver a 9 News. La causa gira en torno a la ley estatal sobre sentencias obligatorias por delitos violentos.

“Entonces, la forma en que funciona la sentencia en Colorado es que, dependiendo, por ejemplo, de qué tipo de delito grave ha sido condenado, eso le da a la corte un rango de sentencia”, dijo Farrell al medio televisivo.

En Colorado, si alguien es declarado culpable de un “delito de violencia”, la sentencia mínima por cada delito se extiende, explicó el experto.

“Y cada uno de ellos individualmente podría tener, digamos, un mínimo de cuatro años, o porque es un crimen violento, un mínimo de ocho años. Pero cuando sumas eso consecutivamente sobre esta cantidad de cargos, obtienes lo que es efectivamente una sentencia de cadena perpetua”, manifestó Farrell en declaraciones a 9 News.

Las leyes de Colorado exigen que la pena de algunos cargos que enfrenta Aguilera-Mederos sea un mínimo de 10 años. La ley estatal también establece que los cargos no se pueden cumplir de forma simultánea, sino consecutiva, por lo que el joven deberá pasar más de un siglo tras las rejas de no surgir algún cambio en la sentencia.

En Twitter, donde el caso ha desatado polémica, ya se discuten cuáles podrían ser las opciones legales que tiene el joven preso.

La reportera de McClatchy Maddie Capron colaboró con esta información.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.