Siemens Gamesa anuncia pérdidas anuales récord antes de su retirada de la Bolsa

El fabricante eólico hispano-alemán Siemens Gamesa anunció este jueves pérdidas récord de casi mil millones de euros en su ejercicio 2021-2022, el último antes de su retirada de la Bolsa y de la reestructuración con la que planea suprimir 2.900 puestos de trabajo en el mundo.

La compañía -perteneciente en un 67% al alemán Siemens Energy, que desea retirarlo de la Bolsa comprando el 33% que todavía no tiene- perdió 940 millones de euros (935 millones de dólares) en su ejercicio fiscal, que se cerró el 30 de septiembre.

Este resultado, registrado pese a las importantes ventas de activos en el sur de Europa y a una cartera de proyectos evaluada en 35.000 millones de euros, supone una acusada degradación respecto al ejercicio anterior, marcado ya por fuertes pérdidas (621 millones de euros).

"Sin duda, 2022 ha sido un año muy complicado", debido a "la elevada inflación, las interrupciones en la cadena de suministro y los riesgos geopolíticos" ligados a la guerra en Ucrania, subrayó en un comunicado el director ejecutivo de Siemens Gamesa, Jochen Eickholt.

"Estos problemas están afectando a toda la industria y podrían poner en peligro la transición energética si no hay un compromiso claro por parte de las autoridades para que la eólica pase a ser un sector estratégico", añadió Eickholt, que estimó sin embargo que Siemens Gamesa ha "sentado las bases para lograr un crecimiento rentable".

Siemens Energy lanzó hace unos meses un amplio plan estratégico al que bautizó como Mistral, que debe implicar la compra en las próximas semanas de la parte del capital de Siemens Gamesa que aún no tiene, para simplificar la estructura accionarial de la empresa.

La operación fue autorizada el lunes por la autoridad bursátil española (CNMV).

Esta reorganización debe entrar en vigor el 1 de enero. El plan supondrá la supresión de 2.900 empleos en el mundo, lo que significa casi el 11% de los efectivos de Siemens Gamesa, con 800 puestos eliminados en Dinamarca, 475 en España y 300 en Alemania.

Uno de los principales sindicatos españoles, Comisiones Obreras (CCOO), denunció este plan, acusando a Siemens Energy de causar la "destrucción del tejido productivo" del grupo.

Nacida de la fusión en 2017 de la española Gamesa y de la división de energía eólica de Siemens, Siemens Gamesa enfrenta desde hace años fuertes dificultades derivadas del alza de los precios de las materias primas y la competencia creciente de los actores de menor coste, especialmente chinos.

vab/er/rs/zm