Si recibes una llamada desde tu propio número... ¡no contestes!

No, no eres tu llamándote desde el futuro. No es ciencia ficción, sino una estrategia de extorsionadores y estafadores a través del uso de tecnología.. Se trata de una nueva modalidad para complicar a las autoridades el origen de la llamada