Si Joe Biden gana la presidencia, ¿procedería su Departamento de Justicia contra Donald Trump?

Jesús Del Toro
·5  min de lectura

¿Podría un futuro gobierno de Joe Biden, si gana la presidencia de Estados Unidos, emprender acción legal en contra de Donald Trump? Ese hipotético escenario ha comenzado a ser comentado en la opinión pública, con el catalizador de que, al menos hasta ahora, el exvicepresidente Biden tiene amplia ventaja, tanto a escala nacional como en estados decisivos, frente al presidente Trump con miras a las elecciones del 3 de noviembre.

Trump ha estado por décadas envuelto en escándalos y litigios legales y eso ha continuado durante su presidencia, al grado de que la investigación sobre la injerencia electoral de Rusia en las elecciones de 2016, y la posible implicación en ello de personajes de la campaña de Trump e incluso del propio presidente en la obstrucción de las investigaciones, concluyó señalando que ni se acusaba ni se exoneraba al mandatario.

El exvicepresidente y virtual candidato presidencial demócrata Joe Biden, (AP Photo/Matt Slocum, File)
El exvicepresidente y virtual candidato presidencial demócrata Joe Biden, (AP Photo/Matt Slocum, File)

El fiscal especial Robert Mueller estableció que en el tema de la obstrucción de la justicia no acusó a Trump por la imposibilidad, a su juicio, de imputar a un presidente en funciones, no porque las presuntas acciones del mandatario no fueran contrarias a la ley. Mueller consideró que en ese caso tocaba al Congreso decidir si procedía, vía el impeachment, contra el presidente.

En realidad, se señaló que si cualquier otra persona hubiese cometido lo que Trump presuntamente hizo en relación a la supuesta obstrucción de la justicia, sí habría sido acusada. Y, también, que algunos de los actos de Trump, y otros que pudiese haber cometido antes de asumir la presidencia, sí le podrían conducir ante los tribunales una vez concluya su mandato.

El impeachment, cabe señalar, sí tuvo lugar pero por otro asunto (el uso que Trump habría hecho de la investidura presidencial para que Ucrania investigara a un rival político, Biden, en beneficio personal suyo y en detrimento a la seguridad nacional de Estados Unidos): la Cámara aprobó llevarlo a juicio de destitución ante el Senado, y la Cámara Alta determinó absolver al presidente.

Biden no es claro al respecto

Así, algunos han formulado la pregunta sobre si, en caso de ganar las elecciones de noviembre próximo, el exvicepresidente Joe Biden, o en específico el Departamento de Justicia de su administración, podría apoyar o impulsar un proceso judicial contra Trump.

El propio Biden ha respondido a ello de modo ambivalente. Por un lado, de acuerdo a la radio pública NPR, el exvicepresidente y virtual candidato presidencial demócrata dijo que “el Departamento de Justicia no es el despacho de abogados privado del presidente. El secretario de Justicia no es el abogado personal del presidente. Yo no interferiré en el juicio del Departamento de Justicia sobre si piensa o no que debería emprender una acusación contra alguien de quien cree ha violado la ley”.

Eso, según algunos, dejaba la puerta abierta para una acusación contra Trump, si es que Biden logra ganar las elecciones.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. (AP Photo/Evan Vucci, File)
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. (AP Photo/Evan Vucci, File)

Pero, también según NPR, Biden matizó que creía que acusar a un expresidente sería “algo muy inusual y probablemente no muy bueno para la democracia”.

En todo caso, Biden señaló que si durante su gobierno se emprende investigaciones o acciones en contra de Trump no será por orden suya sino, es de suponer, por acción propia de las autoridades de justicia. Algo que cabe indicar, ya sucede incluso durante el propio periodo de Trump: fiscales en Nueva York, por ejemplo, investigan actualmente si se cometieron actos ilegales en la Trump Organization.

Biden, en todo caso, pone su distancia: “en términos de decir ‘yo creo que el presidente [Trump] violó la ley, yo creo que el presidente hizo esto, vayan y persíganlo judicialmente’, yo no haré eso”.

“Si [un caso] se prueba como una ofensa criminal, entonces de hecho le tocará al secretario de Justicia decidir si quiere proceder o no. Yo no voy a juzgar eso”, añadió Biden.

En el pasado, los presidentes en turno se han abstenido de emprender acciones judiciales contra sus antecesores. Como comentó también NPR, en su momento Obama, por ejemplo, rechazó perseguir a quienes en la administración previa de George W. Bush se implicaron en prácticas de tortura durante las guerras en Irak y Afganistán. “No creo que nadie esté por encima de la ley. Por otro lado, tengo la creencia de que necesitamos mirar hacia adelante, en vez de mirar hacia atrás”, dijo Obama a ABC News, según citó NPR.

Y, décadas atrás, Gerald Ford optó por emitir un perdón a favor de su antecesor, Richar Nixon, luego de que éste renunció a la presidencia en el contexto del escándalo Watergate.

¿Qué sucederá con Trump? No es posible saberlo pues, en primer término, él es aún presidente y tiene posibilidades de reelegirse, aunque estas luzcan actualmente menores que las de Biden.

Habrá que esperar al resultado del voto ciudadano el 3 de noviembre y, en todo caso, la valoración sobre qué es lo mejor para el país y la vigencia de la ley, la institucionalidad republicana y de la democracia es lo que ha de prevalecer.

También te puede interesar:

VIDEO | Joe Biden promete en primer discurso con Harris "reconstruir" EEUU después de Trump