¡El show debe volver! Manifestantes ocupan teatros franceses para protestar por cierres

Yiming Woo
·2  min de lectura
Una estatua del dramaturgo del siglo XVII Jean Racine aparece decorado con banderas sindicales durante la ocupación del Theatre de l'Odeon por trabajadores de la cultura en París, Francia.

Por Yiming Woo

PARÍS, 12 mar (Reuters) - Decenas de trabajadores de la industria del entretenimiento están ocupando teatros en al menos nueve ciudades de Francia para exigirle al gobierno del presidente Emmanuel Macron que reabra los centros culturales y ponga fin a un freno a las actuaciones debido a la pandemia de coronavirus.

En el Teatro Odeon de París, la sentada entró en su octavo día el viernes, después de que los manifestantes rechazaron un apoyo financiero adicional para sitios culturales y artistas prometido por el gobierno el día anterior.

Sacos de dormir, colchones inflables y comida donada inundan el ornamentado hall y los balcones de terciopelo del teatro del siglo XIX, mientras los manifestantes comparten una sola ducha.

"Tenemos todo lo que necesitamos para estar tranquilos durante varios días", dijo la comediante Jennifer Catelain.

"Comenzamos con peticiones amables, luego protestas pacíficas, ocupamos espacios por un día aquí y allá, pero no fuimos escuchados. Así que decidimos dar un paso más, permanecer un poco más en un lugar que es emblemático", agregó.

Los teatros, cines, galerías de arte y otros espacios culturales han estado cerrados desde octubre, cuando Francia ingresó en su segundo cierre total. Gran parte de la economía reabrió a mediados de diciembre, pero los sitios culturales, como bares y restaurantes, siguieron cerrados.

Los manifestantes, entre ellos actores, trabajadores teatrales y estudiantes, dicen que no hay razones para mantener los sitios culturales cerrados cuando pueden imponerse medidas de distanciamiento social.

Exigen una fecha de apertura, así como una extensión de los beneficios por desempleo especiales para actores, músicos y otros trabajadores de la industria del entretenimiento que trabajan con contratos cortos, conocidos colectivamente como "intermittents du spectacle".

El gobierno prometió el jueves 30 millones de euros extra de ayuda financiera e hizo las licencias por enfermedad y maternidad más disponibles para los 'intermittents' durante la crisis.

(Editado en español por Lucila Sigal)