Auto cae de un acantilado al lado de bañistas de una playa

LA NACION
·2  min de lectura


Un grupo de turistas tomaba sol en una concurrida playa de Mawgan Porth (Cornualles, Inglaterra) cuando un automóvil voló por un acantilado de seis metros de altura y aterrizó sobre una de las carpas que estaba al lado de los viajeros.

Milagrosamente, no hubo heridos, y el conductor sufrió lesiones leves. La policía y los servicios médicos se hicieron presentes en el lugar poco antes de las 3.30 del día jueves y se encontraron con varias personas todavía en shock por lo ocurrido.


"Los reportes iniciales de que el vehículo salió despedido por el acantilado y aterrizó en la carpa de playa fueron confirmados, pero conducía por la carretera B3276, y cayó unos 20 pies (6,096 metros), afortunadamente sobre lo que era una carpa de playa vacía", informó un vocero de los Guardavidas de Padstow, el servicio de emergencia que intervino en el hecho.

El accidente tuvo lugar cuando el conductor dobló mal en una curva sobre el camino que bordea la playa, perdió el control del auto y cayó por al precipicio. Igualmente, por el estado del chasis, y al observar que no se activó ninguno de los airbags internos, se concluyó que el auto no iba a altas velocidades.


El informe de los servicios de emergencia resumió: "un resultado extraordinariamente afortunado para el conductor y quienes descansaban en la playa".

Te puede interesar ver:

VIDEO | Policía dirige el tráfico bailando en Brasil

Noticias relacionadas