Sherpa pospone su 26to ascenso al Everest

·2  min de lectura
El veterano guía sherpa Kami Rita, que regresó de las montañas en helicóptero, llega al aeropuerto de Katmandú, Nepal, martes 25 de mayo de 2021. El escalador desistió de su intento de llegar a la cima del Everest por 26ta vez porque tuvo una pesadilla, pero piensa intentarlo nuevamente el año próximo. (AP Foto/Bikram Rai)

KATMANDÚ, Nepal (AP) — Un escalador sherpa desistió del intento de ampliar su récord al escalar el monte Everest por 26ta vez debido a una pesadilla, pero planea intentarlo nuevamente el año próximo.

Hace unas semanas, Kami Rita llegó a la cumbre más alta del mundo por 25ta vez, pero detuvo su escalada más reciente cuando ya se encontraba a mitad de camino.

“Estaba en el (26to) intento y había llegado al Campamento Tres, pero hubo mal tiempo y tuve una pesadilla realmente muy fea”, dijo Rita al regresar en helicóptero a Katmandú el martes.

“Los dioses me decían que no fuera y puesto que realmente creo en Dios, decidí regresar”, dijo, pero se negó a relatar su sueño.

Los sherpa creen que el Everest es una diosa y antes de dar el primer paso en la montaña siempre realizan una ceremonia religiosa.

Rita dijo que sin duda regresará el año próximo para intentar llegar a la cumbre por 26ta vez.

Su esposa, algunos amigos y funcionarios del gobierno lo recibieron en el aeropuerto de Katmandú, pero no hubo un desfile como en otras ocasiones debido a la cuarentena declarada en la capital ante un pico de casos de COVID-19.

Rita y otros 11 guías sherpa llegaron a la cumbre el 7 de mayo e instalaron sogas para que centenares de escaladores pudieran recorrer la ruta cubierta de hielo.

Rita no hizo declaraciones sobre la situación de la pandemia en el Everest después que un conocido proveedor de equipos austríaco dijo que al menos 100 escaladores y personal de apoyo se contagiaron de coronavirus.

Funcionarios nepalíes han negado que hubiera casos activos en los campamentos de base de donde parten los escaladores hacia las montañas del Himalaya.

El guía extranjero Lukas Furtenbach detuvo su expedición al Everest por temor al virus y dijo que evidentemente había un brote de COVID-19 en el campamento porque podía ver a la gente enferma y escuchar toses dentro de las carpas.

Un total de 408 extranjeros recibieron permisos para escalar el Everest esta temporada. Los acompañan centenares de sherpas y personal de apoyo instalados en el campamento base desde abril.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.