Shenzhen, primera ciudad de China en exigir que los trabajadores tengan vacaciones pagadas

Por David Kirton
·2  min de lectura
Foto de archivo ilustrativa del puerto de Yantian en Shenzhen, en la provincia china de Guangdong
Foto de archivo ilustrativa del puerto de Yantian en Shenzhen, en la provincia china de Guangdong

Por David Kirton

SHENZHEN, China, 11 nov (Reuters) - El centro tecnológico de Shenzhen, ubicado en el sur de China y conocido por sus largas jornadas laborales, se convertirá en la primera ciudad del país que exigirá a los trabajadores que tomen vacaciones pagadas, una medida para ayudar a reducir el cansancio y que podría replicarse en otras partes de la nación.

A partir de 2021, los empresarios deberán "implementar estrictamente" los descansos pagados, para que aquellos "con una pesada carga de trabajo puedan evitar el agotamiento excesivo", según las regulaciones aprobadas en octubre y explicadas recientemente por el comité de trabajo de la ciudad, informó la publicación Shenzhen News, controlada por el Gobierno.

Las vacaciones remuneradas varían pero, por lo general, los trabajadores tienen cinco días libres después de un año de trabajo. Aunque este permiso está escrito en las leyes de China, la aplicación es a menudo laxa e ignorada por los empresarios.

Las jornadas laborales son agotadoras en el sector tecnológico chino, donde a menudo se celebra la cultura del "996", referida a trabajar de 9.00 am a 21.00 horas, seis días a la semana.

El jefe de Alibaba Group Holding, Jack Ma, sufrió un revés el año pasado tras escribir en un blog que la cultura del 996 era una "gran bendición". El magnate retiró sus palabras públicamente más tarde.

En Shenzhen, hogar de gigantes tecnológicos como Huawei Technologies Co, Tencent Holdings y SZ DJI Technology Co Ltd, es frecuente la cultura del 996.

El Gobierno de Shenzhen dijo en junio que las próximas reformas enfocadas en el aspecto sanitario serían un ejemplo para el resto de China.

Además de las vacaciones pagadas, los trabajadores tienen tiempo libre durante las semanas del Año Nuevo Lunar y de la fiesta nacional en octubre.

"En muchos casos, estoy haciendo horas extras porque hay demasiadas cosas que hacer", dijo Wen, que actualmente trabaja en un fabricante de teléfonos y solía desempeñarse en Tencent. "Se puede decir que hasta cierto punto trabajo horas extras 'voluntariamente'".

(Reporte de David Kirton; editado en español por Andrea Ariet y Javier Leira)