Shelly-Ann Fraser-Pryce, la madre más rápida del mundo

·2  min de lectura
© Ashley Landis / AP

La jamaiquina, además de ser la velocista más importante de la última década, divide su carrera deportiva con su papel de madre y presidenta de una fundación que busca ayudar a los nuevos talentos deportivos de la isla, en el proceso de educación primaria.

El cambio biológico que genera el convertirse en madre es una condición física que sólo las mujeres pueden experimentar. El ser atleta de alto rendimiento no exenta a quienes deciden por convicción traer al mundo a un ser humano. Tal fue el caso de Shelly-Ann Fraser-Pryce, quien en el año 2017 dio a luz a Zion, su primer y único hijo. Sin embargo, esto no ha representado un atraso en la vida deportiva de la jamaiquina, quien a sus 35 años todavía se pasea por las pistas del mundo ganando medallas. La Mommy Rocket brilla en las pistas de Eugene, Oregon, en el Mundial de Atletismo mientras que Zion ve junto con su padre desde las gradas cómo su mamá hace el trabajo en la pista.

“Un día cuando él sea mayor mirará hacia el pasado y entenderá qué tantas fuerzas y coraje me dio para hacer lo que mejor sé hacer. Que entienda que todo es posible cuando se cree y se trabaja duro”, dijo Shelly-Ann a France 24 después de ganar la medalla de plata en los 200 metros planos en Eugene.

Jamaica es tierra de corredores rápidos y de atletas que vencen constantemente las barreras de la desigualdad social muy típica de los países latinoamericanos y caribeños. Por eso, la ganadora de diez medallas de oro mundiales y tres olímpicas ha conformado la fundación Pocket Rocket, una iniciativa no gubernamental, que busca brindar apoyo a estudiantes de secundaria. De forma en línea sólo habitantes jamaiquinos tienen opción a registrarse para concursar por estas becas. Para ello deben cumplir con ciertos requisitos dentro de los que se incluye tener buena conducta y participación en alguna disciplina deportiva.

"¡Imagina producir las 3 mejores velocistas del mundo a partir de una población de 2,8 millones! Es una sensación increíble, mostrarle al mundo lo que es posible en casa. Haciendo historia con mi tercera barrida 1-2-3", escribió Shelly-Ann Fraser-Pryce en su cuenta de Instagram durante su participación en Eugene 2022. En la actualidad la dueña de tres medallas de oro olímpicas realiza toda su fase de entrenamiento en Jamaica.

En el 2018, cuando Shelly-Ann volvió a las pistas tras su maternidad, quizás pocos pronosticaban los resultados que hoy tiene en el Mundial de Atletismo de Eugene 2022. En aquellos días cuando el Covid-19 no existía, la jamaiquina entrenaba con una faja después de la cesárea con la que trajo al mundo a Zion. Desde entonces, dio continuidad a un récord personal que ha trascendido fronteras. Tener 11 veces la mejor marca de los 100 metros planos en los últimos diez años.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.