Shell pierde 18.048 millones de euros en 2020 por el impacto de la pandemia

Londres, 4 feb (EFE).- La petrolera Shell registró unas pérdidas atribuidas de 21.680 millones de dólares (18.048 millones de euros) en 2020, frente a los beneficios de 15.842 millones de dólares (13.180 millones de euros) el año anterior, lastrada por los bajos precios del crudo derivados de la pandemia.

La empresa, que divulga sus resultados en dólares porque es la divisa en que cotiza el petróleo, comunicó a la Bolsa de Londres que sus ingresos en 2020 se situaron en 180.543 millones de dólares (150.302 millones de euros), una caída del 47,6 % frente a 2019.

El anuncio de pérdidas se conoce después de que su rival, BP, también divulgase resultados similares esta semana.

PÉRDIDAS BRUTAS Y REDUCCIÓN DE GASTOS

Según Shell, las pérdidas anuales antes de impuestos llegaron a 26.966 millones de dólares (22.435 millones de euros), frente a unas ganancias brutas de 25.485 millones de dólares (21.216 millones de euros) el año anterior.

Las compras alcanzaron en 2020 los 117.093 millones de dólares (97.772 millones de euros), un descenso del 53,7 % frente al año anterior, mientras que los gastos anuales de producción se situaron en 24.001 millones de dólares (19.980 millones de euros), un retroceso del 9,2 % frente a 2019.

Los gastos totales bajaron el 35,6 % hasta situarse el año pasado en 210.162 millones de dólares (174.854 millones de euros).

Según Shell, los gastos administrativos y de distribución se situaron en 2020 en 9.881 millones de dólares (8.220 millones de euros), un descenso del 5,8 % frente al año anterior.

CAÍDA DE LA PRODUCCIÓN

La petrolera indicó que, en comparación con 2019, la producción total bajó por el impacto de las desinversiones, los altos gastos de mantenimiento y también por el paso de huracanes que afectaron las actividades en el golfo de México.

La deuda neta de la compañía se situó en 75.400 millones de dólares (62.770 millones de euros) a finales del año pasado.

El total de dividendos distribuidos a los accionistas de Shell en el último trimestre de 2020 fue de 1.300 millones de dólares (1.081 millones de euros), mientras que el consejo espera que el dividendo en el primer trimestre de 2021 sea de 1,735 dólares (1,443 euros) por acción, un ascenso del 4 % frente al del cuarto trimestre del año pasado, agregó la empresa.

La petrolera reconoce que, como resultado de la pandemia de la covid-19, hay una "significativa incertidumbre" en las condiciones macroeconómicas que pueden tener un impacto negativo en la demanda del petróleo, el gas y los productos derivados.

CAÍDA DE LOS PRECIOS DEL PETRÓLEO

Al igual que BP o Exxon, Shell resultó afectada por la caída del precio del crudo, que cotizaba en abril de 2020 -cuando empezaron a aplicarse medidas restrictivas por la pandemia de la covid-19- a 20 dólares el barril, muy por debajo de los 70 dólares en que cotizaba a principios de ese año.

En las últimas semanas, el crudo ha subido, al situarse por encima de los 55 dólares el barril debido a la esperanza de una recuperación por el comienzo de las vacunaciones.

En el mercado de futuros de Londres, el precio del barril de petróleo Brent para entrega en abril cotizaba hoy a 58,87 dólares, un alza del 0,6 % respecto al cierre de la jornada anterior.

La cotización del Brent subió después de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) haya avanzado un panorama optimista para el mercado del petróleo en el resto de 2021.

El despliegue de las vacunas contra el coronavirus y la perspectiva de que los países podrán comenzar a relajar las restricciones en los próximos meses ha llevado al precio del crudo a máximos en doce meses.

En septiembre pasado, Shell había comunicado un recorte de 9.000 puestos de trabajo en todo el mundo para hacer frente al impacto de la pandemia, mientras que el mes pasado informó de que suprimirá 330 empleos en sus operaciones del mar del Norte.

En la Bolsa de Londres, las acciones de Shell bajaban hoy el 0,20 % hasta situarse en 1,2 libras (1,3 euros).

(c) Agencia EFE