Sheinbaum respeta postura de la Iglesia contra reforma electoral

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 1 (EL UNIVERSAL).- La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, dijo que respeta la postura del episcopado y la iniciativa privada en contra de la reforma electoral que impulsa el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, pero que su opinión es distinta ya que la propuesta es fortalecer la democracia.

"Lo que hace es fortalecer la democracia, es hacer más democracia con menos cosas, es generar mayor participación ciudadana, sin tanto gasto público", expresó.

A pregunta expresa sobre las opiniones vertidas ayer, y quienes llamaron a detenerla, la mandataria local dijo que en general se puede concebir la reforma electoral como el fortalecimiento de un nuevo organismo electoral.

"No es que se desaparezca (INE) sino que se construye uno nuevo que tiene muchas capacidades que tiene actualmente el Instituto Nacional Electoral, pero que tiene más democracia y más representativo", aseguró.

El lunes las bancadas del PAN, PRI, PRD y MC en la Cámara de Diputados refrendaron su apoyo al Instituto Nacional Electoral (INE) y arremetieron contra la presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra, por respaldar el proyecto de reforma político-electoral del Ejecutivo.

Además, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) expresó su preocupación por la reforma político-electoral que se discute en la Cámara de Diputados, por considerarla regresiva.