Sheinbaum da instrucciones para atender casos de discriminación

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 31 (EL UNIVERSAL).- Tras los casos de discriminación registrados en los últimos días contra una pareja en Six Flags y la actriz Alejandra Vogue en un verificentro, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, instruyó la intervención del secretario de Gobierno, Martí Batres, para que se atiendan estos casos.

En redes sociales, la mandataria explicó que la capital del país es una ciudad de derechos y libertades por lo que es lamentable que siga habiendo discriminación por cualquier motivo, en particular en los últimos días se denunciaron casos de discriminación contra personas por su orientación sexual o su identidad de género y deben atenderse

"Por ello, pedí al secretario de gobierno que con apoyo de @COPRED_CDMX atienda estos casos en el marco de la Ley para Prevenir y Eliminar la discriminación en la Ciudad", escribió en redes sociales.

Agregó que la cultura de la inclusión en la diversidad nos fortalece como sociedad y cómo personas, "la discriminación conduce al odio. El respeto a la paz", señaló.

A través de redes sociales un usuario denunció que el parque de diversiones Six Flags México discriminó a sus amigos por besarse en público dentro de las instalaciones.

El acompañante de los afectados compartió un video donde un hombre, quien se presentó como director del parque de diversiones, argumentó que "es una regla, no la puse yo, es de la organización primero que nada, no es a contentillo, es la organización que dice, la tenemos que respetar".

"Revisamos el reglamento con él y no aparece ese inciso", detalló el usuario de Twitter que hizo pública la denuncia.

"Lo que sí dice es que 'no se puede tener actos que atenten contra la moral' de acuerdo a él, un beso gay atenta y uno hetero, no. Basta de permitir que nos discriminen en lugares ‘seguros para la comunidad’", explicó.

De acuerdo con el joven, trabajadores del parque amenazaron con sacarlos del parque de diversiones.

"Además nos señalaron, sacaron de la fila y amenazaron con sacarnos del parque por no cumplir el reglamento de "ambiente familiar". Por lo menos 10 parejas en la misma zona estaban besándose pero ellos no fueron señalados ni amedrentados", agregó.

En respuesta, el parque de diversiones emitió su postura e informó que eliminó su política "que disuadía a los visitantes de ser demasiado afectuosos mientras visitaban el parque".

A través de redes sociales, Six Flags citó dicha política: "Se aplicaba por igual a todos los visitantes, independientemente de su raza, religión, género u orientación sexual".

"Sin embargo, de acuerdo a los comentarios de nuestros visitantes, hemos determinado que no es necesario tener una política que se refiera al comportamiento afectuoso y lo hemos eliminado", indicó.

La empresa afirmó que su objetivo era que en el parque se mantuviera un ambiente familiar, sin importar condición social, preferencia sexual o religión.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.