OPINION | Shakira no está siendo una mala madre al monetizar su dolor

El Vol.53 de las music sessions de Bizarrap ha sido un éxito

Shakira con sus gos hijos, Milán y Sasha, y su hermano Tonino en el aeropuerto de Barcelona. (Photo By David Oller/Europa Press via Getty Images)
Shakira con sus gos hijos, Milán y Sasha, y su hermano Tonino en el aeropuerto de Barcelona. (Photo By David Oller/Europa Press via Getty Images)

Shakira y BIZARRAP tienen en sus manos un exitazo con el ‘Vol.53’ de las Music Sessions del productor argentino. De eso no hay duda. Apenas habían pasado 22 horas de su lanzamiento, cuando el video de la canción tenía 46 millones de visualizaciones en YouTube, y era tendencia mundial en TikTok y Twitter.

Famosos como Alejandro Sanz, Paty Cantú, Aitana y Chenoa expresaron su apoyo y admiración por el tema, al igual que el exfutbolista Kun Agüero y Antonella Roccuzzo, la esposa de Lionel Messi. Hasta el streamer Ibai Llanos, quien es socio de Gerard Piqué en su nuevo negocio de la Kings League, lo describió como “un palazo”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Nada de esto es común. Ni los artistas suelen opinar sobre canciones de otros, ni un socio aplaude cuando la ex de su amigo lo arrastra y lo convierte en un hazmerreír a nivel global. Y es que eso es lo que está pasando con el ‘Vol 53’ de Shakira y Biza. Se trata de una ‘tiradera’ (ataque) contra Piqué tan brutal y bien hecha, que dejó pálido al ‘Vol 49’, en el que Residente se fue contra J Balvin.

¿Merecido? Nadie lo duda. Todo lo que ha trascendido sobre la infidelidad del exfutbolista del Barcelona le ha dejado muy mal parado, incluyendo las versiones que aseguran que Shakira se dio cuenta al ver cómo se iba desapareciendo del refrigerador la mermelada que solo ella comía en casa.

¿Necesario? Eso solo lo sabe ella y obviamente decidió que sí. Los especialistas del duelo aseguran que la cantautora está en la etapa de la ira y que ha ido negociando su desamor con sus canciones. “Te felicito” fue negación. “Monotonía”, aceptación. Esta es una bomba nuclear con frases como: "Yo valgo por dos de 22". "Cambiaste un Ferrari por un Twingo". "Cambiaste un Rolex por un Casio". "Vas acelerado dale despacio". "Mucho gimnasio, pero trabaja el cerebro un poquito también". "Tiene nombre de persona buena, claramente no es como suena".

Los que la celebran están por todas partes, pero las críticas tampoco han faltado y se han enfocado principalmente en dos asuntos: la dignidad y los niños.

Empecemos con lo más importante: Milan y Sasha, los hijos de Shakira y Piqué de 7 y 9 años. ¿Puede una canción hacerles más daño? Los chicos han estado expuestos durante toda su vida al acoso mediático, más desde que su padre alimentó la noticia de la separación dejándose ver con la mujer con la que le fue infiel a su madre. De hecho, los niños fueron parte del diseño del video de “Te Felicito”, la canción con Rauw Alejandro, y parece imposible que no tengan clara la situación.

¿Entonces por qué es malo que vean a su mamá transformando su dolor emocional en proyectos artísticos, que además va a redundar en mayores ingresos para la familia?

Shakira, Gerard Piqué y sus hijos en la última foto que se tomaron como una familia de cuatro en octubre de 2021. (Joan Amengual / VIEWpress)
Shakira, Gerard Piqué y sus hijos en la última foto que se tomaron como una familia de cuatro en octubre de 2021. (Joan Amengual / VIEWpress)

A pesar de la indignación que sufre Shakira, en ningún momento se le ha visto obstaculizar la relación de Milan y Sasha con Piqué. Todo lo contrario. Una canción no tiene cómo cambiar la dinámica tóxica que debieron vivir antes de la separación o lo que ha sucedido desde entonces.

En todo caso, la forma en la que Shakira está manejando la situación es una lección de vida para estos chicos. Criar hijos varones en esta época no es para los débiles de espíritu, con todos los mensajes y expectativas contradictorias. Milán y Sasha están viendo en primera fila como una mujer fuerte lidia con la masculinidad tóxica. Después del lamentable ejemplo que les dio su padre en lo que se refiere a honestidad y lealtad, es importante que vean las consecuencias.

Por otro lado, recomendarle a Shakira que deje de explorar sus experiencias con su música por el bien de sus hijos suena demasiado parecido al castrante "calladita te ves más bonita" o "no te divorcies por los niños". Todos mensajes del patriarcado que exige de las mujeres mantener el silencio y no incomodar.

En ese mismo camino están los y las que la acusan (lamentablemente) de no tener dignidad o de atentar contra la sororidad al hacer juegos de palabras con "Clara", el nombre de la amante y actual novia de Piqué y hasta mencionar a la suegra. Señores, ser feminista y apoyar a las otras mujeres no significa hacerse la vista gorda con las fallas. Habría que preguntarle qué significa la sororidad para las que critican a Shakira.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Otras críticas, las menos, pero no por ello menos insidiosas, han calificado la canción como “terrible”. Poniendo a un lado las incipientes acusaciones de plagio, el tema es una demostración más de la versatilidad y agilidad de Shakira como artista. Al igual que con sus dos temas anteriores, el “Vol 53.” es una obra de muchas capas y mensajes directos o indirectos. Para muestra un botón: el tema dura 3.33 minutos, tres veces el número de Piqué en el Barça.

Mientras los críticos siguen rasgándose las vestiduras, Shakira y BIZARRAP siguen acumulando streams y visualizaciones, es decir euros y dólares. Los fans siguen haciendo memes y tiktoks y Milán y Sasha ya fueron vistos con su mamá en una práctica deportiva. Buena madre y monetizando.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Shakira se vuelve viral con su canción de despecho: “las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan”