Servicio Secreto de EEUU expulsa a tres agentes tras escándalo

WASHINGTON (AP) — Moviéndose velozmente, el Servicio Secreto expulsó el miércoles a tres de sus agentes involucrados en un escándalo de prostitución en Colombia que ha avergonzado al presidente Barack Obama.

El servicio anunció la salida de tres de sus agentes, al tiempo que distintos organismos del gobierno iniciaron sus propias investigaciones.

El sórdido episodio adquirió un cariz político cuando el probable candidato presidencial republicano Mitt Romney dijo que él despediría a los agentes si el caso estuviese en sus manos.

El Servicio Secreto no identificó a los agentes que renunciaron ni a los ocho restantes que siguen suspendidos. Dijo en un comunicado que a un supervisor se le permitió a jubilarse y otro será despedido con justa causa. Un tercer empleado, que no era supervisor, renunció.

En el escándalo en Colombia están implicados una decena de efectivos de las fuerzas armadas y alrededor de 20 mujeres. A todos los agentes implicados se les retiró sus autorizaciones para cuestiones de seguridad.

"Estos son los primeros pasos", dijo el representante republicano Pete King, presidente de la comisión de Seguridad Nacional de la cámara baja. El director del servicio, Mark Sullivan, tomó medidas administrativas contra "las tres personas que en su opinión estaban implicadas más claramente, pero esto no ha terminado", advirtió King.

King dijo que el agente despedido presentaría una demanda. Añadió que Sullivan estaba obligado a seguir las normas del contrato laboral, pero que estaba "tomando medidas lo más rápido que pudo. Una vez que decida que los hechos están claros, tomará medidas".

El escándalo, que ha avergonzado al gobierno del presidente Barack Obama en un año electoral, estalló la semana pasada cuando 11 agentes del Servicio Secreto fueron enviados de regreso a Estados Unidos desde Cartagena, Colombia, tras una noche de parranda en la que al menos algunos de ellos llevaron prostitutas a su hotel.

Los agentes y el personal uniformado habían llegado antes que Obama, quien asistió a la Cumbre de las Américas.

En Washington y Bogotá se desarrollaban investigaciones oficiales. King dijo que asignó a cuatro investigadores del Congreso al caso. La Comisión de Supervisión y Reforma del Gobierno, dirigida por el republicano Darrell Issa, pidió detalles sobre la investigación realizada por el Servicio Secreto, así como las fojas de servicios de los agentes involucrados. Investigadores del servicio tomaban declaración a testigos en Colombia.

En una carta a Sullivan, Issa y el representante Elijah Cummings, el demócrata de m**as jerarquía en la comisión, dijeron que los agentes "pusieron a extranjeros en contacto con información de seguridad". La posible violación de la seguridad es una de las preocupaciones mencionadas por varios legisladores.

El incidente sucedió antes del arribo de Obama y en un hotel donde no se alojaba el mandatario.

El miércoles salieron a la luz nuevos detalles del episodio. Una mujer de 24 años que se identificó como prostituta dijo al diario New York Times que conoció a un agente en una discoteca de Cartagena, bebieron y ella luego aceptó ir con él a su hotel a tener relaciones a cambio de 800 dólares. A la mañana siguiente, cuando la recepción del hotel llamó porque ella no había salido, la pareja discutió por el precio.

"Le digo, 'chico, mi dinero en efectivo''', dijo la mujer entrevistada en Colombia por el diario. La pelea escaló y finalmente llegó la Policía. La mujer dijo que le pagaron 225 dólares.

Romney dijo que él haría una "limpieza general" en la agencia.

"Lo correcto es quitar a las personas que traicionaron la confianza pública y antepusieron su diversión y sus intereses personales a los intereses de la nación", dijo Romney en entrevista radiofónica.

No obstante, dijo que seguía confiando en el director del Servicio Secreto Mark Sullivan, como lo han expresado también miembros de la Casa Blanca y el Capitolio.

El vocero de la Casa Blanca Jay Carney dijo el martes que Sullivan "respondió con rapidez al incidente y supervisa una investigación mientras hablamos".

___

Los periodistas de The Associated Press Laurie Kellman, Julie Pace, Ken Thomas y Steve Peoples en Washington, y Frank Bajak en Bogotá contribuyeron a este despacho.

Cargando...